ACTUALIDAD

Fuerte explosión cerca de un centro de pruebas de COVID-19 en Países Bajos

Según informa la Policía, un paquete con explosivos ha estallado en la ciudad de Bovenkarspe y ha provocado algunos daños materiales, aunque ningún herido

Fuerte explosión cerca de un centro de pruebas de COVID-19 en Países Bajos
EVA PLEVIER REUTERS

Un centro de pruebas PCR en la ciudad de Bovenkarspel (Países Bajos) ha sido objetivo de un presunto ataque con un explosivo colocado en el exterior del edificio, que ha estallado a primera hora de este miércoles, provocando daños materiales, aunque ningún herido, según la policía neerlandesa, que ha acordonado la zona para investigar lo ocurrido. Concretamente, el artefacto ha estallado a las 06:55 hora local (05.55 GMT) y ha dejado varias ventanas rotas.

El explosivo “debe haber sido colocado” allí, dijo a Reuters un portavoz de la policía. “Aún no sabemos exactamente qué explotó, los expertos en explosivos deben investigar primero”, dijo el portavoz de la policia Menno Hartenberg. “Lo que estamos diciendo es que algo así no sucede por accidente, hay que plantarlo allí”. Asimismo, la policía ha informado de que hay varias ventanas rotas.

Todas las citas se han suspendido

Un portavoz del GGD ha informado al diario local NH Nieuws de que el centro, en el que se pueden realizar unas 800 PCR diarias, permanecerá cerrado todo el día, por lo que “todas las citas han sido canceladas”. Así, si esta noche o mañana no se puede acudir todavía a esta ubicación, las personas que tengan cita serán llamadas al centro de Hoorn.

Por su parte, el presidente de GGD GHOR, André Rouvoet, ha mostrado su indignación y deseo de que se arreste pronto al culpable de la explosión: “Nuestra gente debe poder hacer este trabajo crucial de manera segura. Este cobarde acto de destrucción nos afecta a todos”.

No es el primer incidente

Ronald Wortelboer, alcalde de la región Stede Broec, que incluye la ciudad de Bovenkarspel, también asegura estar consternado y “molesto” con la situación: “No creo que se ajuste a nuestra sociedad, al menos si asumo que tiene que ver con el testado. Puedes estar en desacuerdo sobre cualquier cosa y todo, pero esto no es una solución”.

De hecho, no es el primer incidente de este tipo que sufre el país. El 23 de enero, y durante las tensiones por la implantación del toque de queda, se incendió un puesto de PCR en Urk, en la provincia de Flevoland. Unos días después, la Policía neerlandesa encontró material inflamable con fuegos artificiales colocado en otro centro de pruebas en Hilversum, en Holanda del Norte, pero el explosivo fue detonado a tiempo.