ACTUALIDAD

Subsidio para mayores de 52 años: ¿cuáles son los motivos para perder la prestación del SEPE?

Esta ayuda tiene una cuantía de 452 euros al mes y va destinada a trabajadores que se han quedado en paro y tienen esa edad o superior.

Subsidio desempleo 52 años paro perder prestación SEPE

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tiene disponible una prestación que va dirigida a los trabajadores que han perdido su empleo y se han quedado en paro, y que tienen una edad de 52 años o más. Estamos hablando del subsidio para mayores de 52 años, para el cual hay que cumplir ciertos requisitos.

Además, tiene una cuantía de 451,92 euros al mes exactamente, a percibir hasta que se encuentre un puesto de trabajo o llegue el momento de jubilarse. Se calcula con el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), que este año está en 564,90 euros.

Unas 650.000 personas aproximadamente se benefician de esta prestación, que se cobra de manera indefinida y permanente, pero hay supuestos en los que se puede perder la ayuda, ya sea solo de manera temporal o incluso de forma definitiva.

No declarar la renta

El desempleado tiene que aportar al SEPE su declaración de la renta de manera obligatoria, algo que se hace de manera anual desde el momento en el que se empieza a cobrar la prestación. De hecho, un requisito que se pide para este subsidio para mayores de 52 años es que las rentas no sean superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.

Trabajar fuera de España o estar de baja por maternidad o paternidad

Otro caso en el que puedes perder el subsidio es si te vas a trabajar fuera de España porque has encontrado trabajo en el extranjero. Eso sí, en caso de volver lo puedes pedir de nuevo, con una nueva solicitud y repitiendo todo el proceso. En este caso podría ser de manera temporal.

También pasa si tienes un permiso por maternidad o paternidad. La prestación queda paralizada el tiempo que dura la baja y cuando acabe se reanuda automáticamente la ayuda.

No haber renovado la demanda de empleo

Esta es una de las cuestiones más probables y más destacadas. Además, no sellar el paro supone sanciones además de suspender la ayuda. Por ejemplo, si es la primera vez que te pasa te suspenden el subsidio un mes y si es la segunda aumenta a tres meses.

Si ya es la tercera vez y eres muy reincidente la sanción llega a los seis meses sin poder percibir la ayuda, algo que pasa a ser definitivo si vuelve a suceder una cuarta vez. En ese momento pierdes el derecho a la prestación.

No cumplir con el compromiso de actividad con el SEPE

Por último, cuando solicitas este subsidio te comprometes a cumplir con un compromiso de actividad, que incluye acudir a las llamadas que recibas por parte del SEPE para realizar entrevistas de trabajo, cursos de formación, bolsas de empleo…

Si no cumples con estas responsabilidades y te saltas las llamadas, el SEPE puede tomar cartas en el asunto y retirarse la prestación.