ACTUALIDAD

Un avión pierde partes de su motor tras el despegue

La aeronave, un Boeing 777-200, despegó de Denver y tuvo que regresar tras observar problemas con uno de sus propulsores. Los restos acabaron en el suelo.

Impactante sorpresa la que se llevaron en las últimas horas los vecinos de Broomfield, una ciudad estadounidense al norte de Denver. Desde el aeropuerto de esta última urbe partió el sábado un avión con destino a Honolulú (Hawái). Sin embargo, no pudo completar el trayecto debido a problemas con uno de sus motores y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia.

El contratiempo en uno de sus propulsores provocó que varias piezas se desprendieran de la aeronave, un Boeing 777-200 de la compañía United Airlines, poniendo en peligro a los viandantes. El avión consiguió regresar al punto de partida para tomar tierra de forma inmediata.

La policía de la ciudad, a través de su cuenta de Twitter, avisó a la ciudadanía de la presencia de un avión sobrevolando el espacio aéreo. Asimismo, advertían de la caída de piezas de todos los tamaños, en varias zonas de Commons Park y los barrios de Northmoor y Red Leaf.

Aviso a las autoridades

Además de indicar que no tocaran las piezas caídas al suelo, llamaron a los vecinos a comunicarse con las autoridades en caso de encontrar restos del avión en las cercanías de sus domicilios.

Los escombros del avión se esparcían por varios espacios colindantes, según se puede ver en las publicaciones compartidas por la policía de la ciudad. Tanto la cubierta del motor como otras partes del avión fueron encontradas en la ciudad.

Faltering flight scatters large debris on US cityUna de las piezas perdidas por el avión

Mientras, la compañía Boeing ya se ha pronunciado y señala que sus asesores ayudarán a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) con la investigación. United Airlines, por su parte, se compromete a "trabajar con agencias federales que investiguen este accidente".

A pesar de que los fallos en el motor son muy raros, se consideran potencialmente peligrosos cuando las piezas giratorias perforan la carcasa exterior, lo que deriva en una "falla incontenible del motor".