ACTUALIDAD

El 2020 cierra con 70.703 muertes más en España de la esperadas

Las estimaciones se calculan a través de modelos restrictivos de medias históricas basadas en la mortalidad de los últimos 10 años.

El 2020 cierra con 70.703 muertes más en España de la esperadas

La sobremortalidad en España durante 2020 fue de 70.703 muertes más de las esperadas, según los datos facilitados por el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III.

De estos fallecimientos, 44.599 ocurrieron entre el 10 de marzo y el 9 de mayo, coincidiendo con la primera ola, lo que supone un exceso del 66,9 por ciento. El segundo periodo abarca desde el 20 de julio al 20 de diciembre, y el incremento se sitúa en 26.104 decesos, un exceso del 16,6%.

3.929 registros civiles

En el primer ciclo, más mujeres que hombres perdieron la vida (72% y 67%, respectivamente). Sobre las franjas de edad, se dieron más en los mayores de 78 años (78%), seguido del grupo comprendido entre los 65 y 74 años (58%).

Algo similar ocurrió en la segunda fase. El exceso fue mayor en ellas que en ellos (21% frente al 19%) y ocurrió mayoritariamente en los mayores de 74 años (19%). 

Para hacer estos cálculos, el MoMo se basa en la información de mortalidad por todas las causas obtenida diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia correspondientes al 93 por ciento de la población. Una vez obtenidos los datos, las estimaciones se calculan a través de modelos restrictivos de medias históricas basadas en la mortalidad de los últimos 10 años.

El MoMoCalor

Asimismo, existe otra herramienta para medirlo: el MoMoCalor. Este instrumento ha notificado una sobremortalidad de 5.206 muertes, de las cuales solamente 1.875 están relacionadas con las altas temperaturas.

"En el contexto de la pandemia de COVID-19 es razonable suponer que el resto del exceso de mortalidad identificado por MoMoCalor podría atribuirse a causas diferentes del exceso de temperatura, como la infección directa por COVID-19, la mortalidad indirecta de la pandemia en sus aspectos sanitarios, sociales o de cualquier otra índole, así como a cualquier otra causa de defunción", señala el informe.