CORONAVIRUS

Restricciones en Castilla y León: cierre de bares, centros comerciales y gimnasios

Las autoridades hablan de un "aumento vertiginoso" de la incidencia acumulada en la región que, este lunes, se establece en 443,13 casos.

Restricciones en Castilla y León: cierre de bares, centros comerciales y gimnasios
PABLO MARTÍN EFE

El Gobierno de Castilla y León se reunirá mañana de manera extraordinaria para decretar el cierre del interior de la hostelería, los centros comerciales o los gimnasios. Unas nuevas restricciones que llegan con el objetivo de controlar el aumento de casos tras el paso de las Navidade sy el aumento de las reuniones sociales en las festividades. El mes de enero ha empezado en la comunidad con un aumento constante de la incidencia acumulada en la región que preocupa a las autoridades. De hecho, según los datos del Ministerio de Sanidad, la incidencia de este lunes se establece en 443,13 casos por 100.000 habitantes.

Unas medidas que la pasada semana el gobierno autonómico ya había aplicado a ciudades como Palencia, Ávila y Segovia, que se encontraban en el nivel 4 de alerta por casos positivos de coronavirus. Con una situación de “incremento vertiginoso”, las autoridades quieren ampliar estas restricciones a todo el territorio, además de incrementar las campañas de vacunación en la comunidad -siempre y cuando los suministros lo permitan- o continuar con los cribados masivos a toda la población.

Los cierres de los centros comerciales, gimnasios y la hostelería -en el interior de sus locales- entrarían en vigor el próximo miércoles, 13 de enero, a partir de la medianoche durante los próximos 14 días, es decir, hasta las 23:59 horas del 26 de enero. Eso sí, la Conserjería de sanidad valorará la situación de manera continua con las que estudiará si mantener las restricciones o levantarlas con el avance de los días y de la situación epidemiológica.

Además, la comunidad sigue con un cierre perimetral durante lo que resta de estado de alarma, hasta el 9 de mayo. El toque de queda también se mantendrá hasta la misma fecha, con la limitación de la movilidad nocturna entre las 22h y las 6h de la mañana.

Hostelería

Se cerrarán todas las actividades en el interior de los establecimientos, por lo que, el consumo tan sólo estará permitido en las terrazas al aire libre, descartando las conocidas como ‘peceras’. Tan solo se permite la actividad en el interior para servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo. Además, las reuniones sociales no podrán superar el máximo de seis personas.

Los servicios de restauración de los establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga o los expendedores de comida preparada quedan excluidos de estas restricciones, es decir, del cierre de los interiores. La intención es poder permitir la actividad profesional de la conducción y operaciones de transporte de mercancías o viajeros.

Lo mismo sucederá con los servicios de restauración integrados en centros y servicios sanitarios, socio sanitarios y sociales. Se incluyen en la norma las actividades de ocio infantil y juvenil, los comedores escolares y los servicios de comedor de carácter social.

Gimnasios

Las instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos cerrarán sus puertas en las próximas dos semanas para todo aquel deporte que no sea federado y al aire libre. Se permite actividad deportiva para las competiciones y entrenos que desemboquen en fases de ascenso a competiciones oficiales regulares de ámbito estatal.

Los establecimientos de salas de apuestas y bingos también estarán clausurados. Tampoco se permite la entrada a estadios o cualquier tipo de evento deportivo, que seguirán sin público.

Centros comerciales

La única excepción para las grandes superficies comerciales serán en referencia a los locales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos sanitarios, centros o clínicas veterinarias, productos higiénicos, librería, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, peluquerías, tintorerías y lavanderías o sucursales bancarias.

En ninguno de los casos podrá haber gente en las zonas comunes, tan sólo como lugares de tránsito para los comercios que permanecerán abiertos. Se cerrarán las zonas recreativas, incluyendo parques infantiles o locales de menos de 2.500 metros cuadrados de superficie.