CORONAVIRUS

Cataluña cierra una empresa tras descubrir que personas infectadas seguían trabajando

Hasta 19 personas con coronavirus y la baja laboral continuaban en sus puestos de trabajo. El 42% de los trabajadores que se sometieron a las pruebas dieron positivo.

Cataluña cierra una empresa tras descubrir que personas infectadas seguían trabajando

Situación rocambolesca y cargada de irresponsabilidad la que vivieron hace unos días los trabajadores del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña en una empresa de Lleida, una de las zonas más castigadas por los rebrotes. Allí, tras sospechar que podía haber trabajadores que seguían trabajando pese a estar contagiados, confirmaron que hasta 19 personas que habían dado positivo estaban en sus puestos de trabajo.

Hoy el Departamento de Salud ha confirmado el cierre de esta empresa, cuyo ámbito no ha trascendido, después de que hace unas semanas se visitaran sus instalaciones en el marco de los controles sanitarios que se realizan en la Región de Lleida.

Rechazo a las pruebas obligatorias

Un equipo del SEM acudió a la empresa el pasado 23 de julio para realizar las pertinentes pruebas PRC para comprobar que los trabajadores estaban libres de la COVID-19. Sin embargo, al llegar se encontraron con la resistencia de los administradores a que estas pruebas se hicieran de forma obligatoria a todos los trabajadores, por lo que finalmente se hizo de forma voluntaria.

Fueron 90 las personas que aceptaron someterse a las pruebas (la plantilla es de 190), y el resultado no pudo ser más negativo: el 42% dieron positivo por coronavirus. Así pues, se tramitaron las bajas laborales de estos.

Una semana más tarde se envió un nuevo requerimento para realizar el cribaje del resto de trabajadores, ante la sospecha de que pudiera haber gente trabajando pese e estar contagiado y tener la baja laboral. Y así fue. Al realizar una segunda inspección el 30 de julio, se confirmaron que 19 personas, cuyo PRC había dado positivo, seguían trabajando tras saltarse el periodo de aislamiento.

El Departamento de Salud de Cataluña lamenta esta "falta de colaboración" y ya ha emitido una resolución para suspender la actividad de dicha empresa, cuyos actos califica de "graves".