CORONAVIRUS

¿Cómo afecta el ERTE a las vacaciones de los trabajadores?

Mientras esté vigente el expediente de regulación temporal de empleo, no se generará derecho a tener días de descanso.

Más de 3 millones de personas se han visto oficialmente afectadas por un ERTE. Una de las grandes preguntas que se hacen estos trabajadores, ahora que llega la temporada de verano, es saber qué ocurre con sus vacaciones. La respuesta es que mientras dure el expediente, el empleado no generará derecho a tener días de descanso.

Aunque si el ERTE es de reducción de jornada, se devengarán vacaciones de forma proporcional a la nueva situación en la que está inmerso el trabajador. En caso de estar disfrutando de las mismas cuando se aplicó el expediente, se consideran interrumpidas debido a la suspensión temporal del contrato laboral, pero se tiene la opción de reclamarlas una vez finalice esta situación.

Si se tenían fijadas en el calendario, pero debido a la crisis sanitaria no se puede viajar, las vacaciones no se aplazan, puesto que si estaban aprobadas y la actividad de la empresa ha continuado, no hay nada que obligue al cambio del periodo vacacional.

Tampoco pagas extraordinarias

El derecho a percibir pagas extraordinarias se genera por cada día trabajado, y el importe es proporcional al tiempo dedicado. Por ello, las pagas extras también se ven afectadas por esta situación, y mientras dure el expediente de regulación temporal de empleo, el empleado no devengará las mismas.

Muchos afectados

Según asegura el Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos, más de 900.000 trabajadores afectados aún no habían cobrado la prestación a mediados del mes de mayo. Sin embargo, Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, no comparte esa cifra, aunque reconoció el pasado miércoles en el Congreso ciertos retrasos y situó en 46.000 los expedientes pendientes de resolver: “No es cierto que se vayan a retrasar los pagos al 10 de junio por falta de liquidez”.

Las oficinas del SEPE recibieron un aluvión de solicitudes por parte de las empresas. Unas 520.000 compañías españolas se habían acogido a esta iniciativa, que afectaba según Trabajo a cerca de 3,3 millones de trabajadores.

Hasta el 30 de junio

A principios del mes de mayo, Trabajo y los agentes sociales llegaron a un acuerdo para extender los expedientes hasta el 30 de junio. Se llegó a un pacto para ir reduciendo las exenciones de cuotas de la Seguridad Social a medida que los trabajadores fueran recuperando su puesto.

Además, también se estableció la prohibición de acogerse a los ERTE a las empresas que estén radicadas en paraísos fiscales o que repartan dividendos, a menos que devuelvan a la Seguridad Social las cantidades que se hayan ahorrado con la exención del pago de cuotas.