Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

No, no estamos preparados para todo lo que está pasando

Segunda, tercera, cuarta ola... la nieve, el frío, las perspectivas, el miedo, la inseguridad... No estamos preparados para todo lo que está pasando. Pero podemos encontrar herramientas de gestión.

segundo confinamiento preparados
as.com

No, no estamos preparados para todo lo que está pasando. Cierres perimetrales, confinamientos de localidades, datos cada vez peor, cifras que no mejoran, el hielo, la nieve, la lluvia... el invierno afecta mucho a las personas pero tal y como ha empezado el año en todo el país, está siendo un momento complejo para muchas personas. 

¿Qué pasará si hay un cierre durante semanas? "Ya hemos pasado por un inesperado e inaudito confinamiento domiciliario que se prolongó durante dos meses el pasado mes de marzo. En base a dicha experiencia, cualquier decisión de regresar a una medida similar debería costarnos menos esfuerzo. Conocemos los cambios que la reclusión en casa supondría para nuestras rutinas, las renuncias que tendríamos que hacer y los cambios para adaptarnos de nuevo", cuenta la psicóloga Pilar Conde de Clínicas Origen.

Intentar ver el lado positivo de todo 

"Este punto de vista positivo, desde el aprendizaje, es el bastón en el que apoyarnos para hacer frente a la ansiedad que sigue produciendo la pandemia de la Covid19". Pero, además, sabemos que tendremos cubiertas las necesidades básicas, como:

  • Las necesidades alimenticias, sin problema alguno de suministro.
  • Los sistemas de conectividad, internet y la telefonía móvil, nunca han fallado.
  • Hemos aprendido tecnología para estar cerca de nuestros seres queridos.
  • Hemos adaptado nuestra manera de ganarnos la vida mediante las fórmulas del teletrabajo.
  • El ocio también es diferente, hay otra forma de divertirnos con herramientas de ocio en el hogar.

Pero, la clave, estaba en la fecha final. "Sabíamos que la situación era temporal, que tendría un final y que volveríamos a la normalidad. Es en este punto donde la balanza podría inclinarse hacia el no, es decir, a una respuesta negativa sobre si estamos preparados para un segundo confinamiento", añade.

La fatiga pandémica nos afecta a todos

Naciones Unidas ha denominado fatiga pandémica al estado de cansancio mental, de abulia, de apatía y de cierta tristeza al ver que el virus continúa entre nosotros, que sigue siendo una amenaza y que, por lo tanto, condiciona nuestras vidas.

"Nos afectan, sobre todo, dos aspectos: el miedo al contagio propio y al de nuestros seres queridos, y la inseguridad e incertidumbre derivadas de los cambios constantes de normativa. La posibilidad de perder el trabajo o de ver mermadas las condiciones laborales es también uno de los orígenes de esta fatiga asociada a la pandemia".

Encuentra tu espacio

Conde recomienda "salvaguardar el hogar de sobreabundancia de información y dedicarle el tiempo necesario a las noticias, programando hasta horarios. Muy importante, centrarnos en el día a día, en la situación presente y poner el foco en lo que podemos controlar", tu burbuja.

"De esta manera, y organizando nuestras rutinas, no sólo nos ayudaremos a nosotros mismos, sino a las personas de nuestro entorno cercano. Con ellas habrá, si regresa el confinamiento, que volver a organizar juegos, actividades conjuntas y tratar de mantener, advierte, un lenguaje positivo dentro del hogar", nos anima. Lo hicimos una vez, podemos volver a hacerlo.