Deporte y Vida

SALUD

Filomena deja paso a una ola de frío: consejos básicos frente a las bajas temperaturas

La abundante nieve caída en los últimos días tardará bastante en desaparecer, lo que, junto con el predominio de cielos despejados y la ausencia de vientos, hará que se produzcan heladas muy intensas, del orden de -10 a -15ºC.

filomena, nieve, temporal, salud
JAVIER BELVER EFE

España se cubre de nieve y se hiela de frío. Estamos viviendo una situación meteorlógica inusual en una amplia mayoría del territorio nacional como consecuencia de la borrasca Filomena, que ha causado verdaeros estragos sobre todo en la zona centro del país. Aunque las históricas nevadas remitirán, las bajas temperaturas han llegado para quedarse.

No en vano, la abundante nieve caída en los últimos días tardará bastante en desaparecer, lo que, junto con el predominio de cielos despejados y la ausencia de vientos, hará que se produzcan heladas muy intensas, del orden de -10 a -15ºC, en amplias zonas del interior peninsular, con temperaturas máximas que difícilmente superarán los 5ºC.

Llegados a este punto, el intenso frío pueden afectar seriamente a nuestra salud por lo que es necesario que principalmente las personas mayores, los recién nacidos (sus padres), las personas sin recursos o en situación de precariedad, las personas con enfermedades agudas o crónicas, trabajadores al aire libre o afcionados al deporte, extremen las precauciones.

Ola de frío: recomendaciones básicas

Por ese motivo compartimos una serie de recomendaciones y consejos básicos para tratar de contrarrestar las bajas temperaturas partiendo de la base de que lo más prudente es permanecer en casa.

  • Limitar las actividades exteriores, especialmente si se pertenece a algún grupo de riesgo.
  • Abrigarse bien y evitar la exposición prolongada al frío.
  • Prestar especial atención a zonas del cuerpo como la cabeza, el cuello, manos y pies.
  • Realizar comidas calientes que aporten la energía necesaria.
  • Consumir bebidas calientes que ayuden a mantener la temperatura corporal.
  • Revisar con atención el estado de la instalación eléctrica para prevenir situaciones peligrosas que puedan ocasionar riesgo de incendio, al igual que con las estufas de gas o chimeneas de leña.

¿Qué hacer en caso de congelación e hipotermia?

El frío extremo puede provocar dos efectos directos: la congelación y la hipotermia. Por ello es conveniente prestar atención a cualquier síntoma que nos haga sospechar de que algo no marcha bien

Congelación

  • En el caso de la congelación superficial, que afecta principalmente a las mejillas, orejas y dedos, los síntomas más frecuentes son el enrojecimiento de la piel, hormigueo y una sensación dolorosa de picor o quemadura.
  • Si se sufre congelación profunda, tanto la piel como los músculos o huesos se congelan y los síntomas son transformación de la piel dura y blanca, que podría derivar en úlceras o gangrena.
  • Para proteger a una persona víctima de la congelación hay que trasladarla a un lugar cálido, quitarle cualquier prenda ajustada y la ropa húmeda, secarla y abrigarla.
  • Si se dispone de ayuda médica cercana hay que envolver las zonas afectadas con compresas estériles, sin olvidar separar los dedos de las manos y los pies afectados, y llevar a la persona afectada a un punto de urgencia.
  • En caso no disponer de ayuda médica cercana, hay que sumergir las zonas afectadas en agua tibia (no caliente) o poner paños calientes sobre las áreas afectadas de orejas, nariz, mejillas durante 20 o 30 minutos. La temperatura del agua recomendada es a unos 38 o 40 grados.

Hipotermia

  • La hipotermia se produce cuando el cuerpo pierde más calor del que puede generar, algo causado generalmente por una exposición prolongada al frío. A medida que la persona presenta hipotermia, las habilidades para pensar y moverse, a menudo, se van perdiendo lentamente.
  • Los síntomas de la hipotermia son confusión, somnolencia, debilidad y pérdida de coordinación, disminución del ritmo respiratorio y frecuencia cardíaca.
  • Si se presentan síntomas de hipotermia, como confusión o cambios en el estado mental, Sanidad recuerda que hay que llamar al teléfono de emergencias 112.