Deporte y Vida

ENFERMEDADES

¿Qué es un linfoma de Hodgkin?

Se trata de un tipo de cáncer que afecta a una parte del sistema inmunitario, llamado sistema linfático. Provoca la aparición de un ganglio linfático de gran tamaño.

¿Qué es un linfoma de Hodgkin?
Medicinaysaludpublica.com

Este martes, la tenista Carla Suárez ha anunciado que se le ha diagnosticado la aparición de un linfoma de Hodgkin en su cuerpo, tras la realización de unas pruebas clínicas. Se someterá a quimioterapia para superar esta enfermedad, que también ha afectado al actor y cómico Dani Rovira, que hace unos días anunciaba que ya lo había superado.

¿Qué es un linfoma de Hodgkin?

Se trata de un tipo de cáncer de una parte del sistema inmunitario, llamado sistema linfático. El primer signo de la existencia de esta enfermedad (de Hodgkin) es la aparición de un ganglio linfático de gran tamaño.

Con el paso del tiempo, se puede diseminar en diferentes ganglios cercanos y llegar hasta los pulmones, hígado o la médula ósea. Por ello, el rápido diagnóstico de la enfermedad ayuda a que el tratamiento contra ella sea más eficaz.

¿Qué tratamiento tiene?

En la mayoría de los casos se somete a los pacientes a sesiones de radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida e inmunoterapia. Eso sí, se están realizando ensayos clínicos de quimioterapia con transplante de células madre. Según el Instituto Nacional del Cáncer, estos tratamientos pueden tener efectos secundarios a largo plazo en la salud de los pacientes.

Para la elección del tratamiento en adultos se usan varios grupos: temprano favorable (enfermedad en estadio I o II y sin factores de riesgo que aumenten la aparición del cáncer tras el tratamiento), temprano desfavorable (enfermedad en estadio I o II con uno o dos factores de riesgo de que el cáncer vuelva tras el tratamiento), avanzado (enfermedad en estadio III o IV y presenta entre 0 y 3 de algunos factores concretos de riesgo, como la concentración de albúmina y hemoglobina en sangre, la edad, el sexo...) y avanzado desfavorable (que presenta 4 o más factores de riesgo, lo que aumenta que el cáncer vuelva tras el tratamiento).

Síntomas

La causa de la enfermedad es desconocida, pero los síntomas más comunes son la inflamación sin dolor de ganglios linfáticos en el cuello, axilas o ingle; fiebre y escalofríos; sudores nocturnos; pérdida de peso; pérdida de apetito o picores cutáneos.

Para diagnosticar esta patología, los médicos utilizan exámenes físicos, análisis de sangre, biopsias y consulta de antecedentes familiares.