Deporte y Vida

SEMANA SANTA

Receta de potaje de vigilia de Semana Santa

Te contamos el paso a paso de la receta más fácil de potaje, apunta todos los ingredientes: garbanzos, espinacas, cebolla, ajo, aceite de oliva, pimentón, huevos cocidos...

potaja semana santa
as.com

La Cuaresma en Semana Santa se sigue en muchas familias, donde la alimentación cambia para dejar paso a legumbres, nada de carne, y unas comidas contundentes y generosas. Es uno de los momentos familiares y hay que cocinar para muchos. Y uno de los platos más típicos de estos días es el potaje. Te vamos a enseñar cómo hacerlo de la manera más sencilla y fácil.

Ingredientes para hacer un potaje de Semana Santa

  • Garbanzos 500 gramos
  • Espinacas 300 gramos
  • Cebolla mediana, una
  • Dientes de ajo, tres
  • Hojas de laurel, dos
  • Cucharadita de pimentón dulce, una
  • Huevos cocidos, dos
  • Cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, cuatro
  • Sal, colorante y agua

Cómo hacer un potaje de Semana Santa

  • Para hacer el potaje debes haber puesto los garbanzos en agua la noche anterior, con un poquito de sal, y haberlos escurrido bien cuando vayas a hacer el potaje. Estas medidas que hemos puesto son para 4 personas.
  • Las espinacas también están escurridas y troceadas, puedes haberlas hecho tú , o haber comprado una bolsa de trozos de espinacas. De la misma manera, los dos huevos cocidos ya han sido preparados hace un rato, para tenerlo todo listo.
  • En una olla expres metemos litro y medio de agua hirviendo. Añadimos los garbanzos y las espinacas mientras se hace el sofrito.
  • En la sartén sofreimos la cebolla en trocitos, también los dientes de ajo, en este caso enteros para aportar todo el sabor. Un poco de sal. A la cebolla pochada se le añade el pimentón, apagamos el fuego, y se añade a la olla.
  • Con todos los ingredientes en la olla, añadimos también ahora las ojas de laurel. El agua debe cubrir todos los ingredientes. Se mezcla todo bien, se cierra la olla, y se deja cocer durante 20 minutos.
  • Tras abrir la olla, añadimos más sal si fuera necesario, y añadimos un poquito también  de colorante para darle más color. Con la olla abierta, se deja a fuego mínimo hasta que sirvas.
  • Una vez que el fuego ya esté apagado, es el momento de añadir bien troceados los dos huevos duros. Se remueve todo bien, ¡y a disfrutar!