Deporte y Vida

SALUD

El extraño caso de la mujer abstemia que orinaba cerveza

Una paciente con cirrosis y una diabetes incontrolada fabricaba en su organismo alcohol de manera endógena al fermentar el azúcar en su sistema urinario.

Dos mujeres brindan con cerveza.
Paloma A. Unsplash

Nunca podría haberlo imaginado. Una mujer de 61 acudía repetidamente a un hospital para entrar en la lista de trasplantes de hígado. Pero los médicos rechazaban su solicitud porque en cada análisis se revelaba un porcentaje de alcohol que aconsejaba una rehabilitación de su adicción antes que una operación. Lo llamativo es que la paciente aseguraba que no consumía ninguna gota de bebidas alcohólicas e insistía en que aquello no tenía sentido.

Después de acudir a dos equipos diferentes probó en el Hospital Presbiteriano del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Lo que primero descubrieron los expertos fue que aquella mujer tenía cirrosis y diabetes sin haber recibido el tratamiento adecuado. A partir de ahí, comenzaron a investigar. Los análisis de sangre y plasma no revelaban datos de etanol, mientras que los de la orina sí. Entonces descubrieron que el organismo de aquella señora fabricaba una suerte de cerveza en su organismo que luego era expulsada a través de la orina.

Según explica un breve informe en Annals of Internal Medicine, el proceso de fabricación de alcohol se explica a través de una condición médica extraña. Los autores demostraron que la levadura que permanecía en la vejiga podía fermentar el azúcar para producir etanol. Esas grandes cantidades de etanol pueden ser producidos por ciertos tipos de levadura o bacterias que fermentan de manera endógena en el sistema digestivo. Gracias al estudio, los científicos encontraron una novedosa versión de la enfermedad (ya estaba documentada la existencia del Síndrome de la autocervecería) y pudieron descartar que se tratara de una alcohólica en busca de un trasplante de hígado inadecuado.