Deporte y Vida

PANDEMIA

La advertencia de Bill Gates que conviene no olvidar en plena crisis del coronavirus

Los estragos causados por el coronavirus suponen un ejemplo más de las consecuencias que las epidemias víricas pueden provocar y ponen de manifiesto la aparente fragilidad de la población mundial.

bill gates, coronavirus, pandemia, salud
TOSHIFUMI KITAMURA AFP

Si algo nos ha enseñado la historia es que antes del nuevo coronavirus es que varias grandes epidemias han acontecido ya en pleno siglo XXI pero, pese al pánico desencadenado por esas nuevas enfermedades, han sido claramente menos mortíferas que las grandes pandemias gripales del siglo XX. El nuevo cornoavirus, el ébola, la gripe A (H1N1), el SRAS o la gripe aviar han sembrado el pánico en los últimos años, pero no es menos cierto que otras espidemias como las provocadas por el sida (vigente hasta nuestros días), la gripe de Hong Kong (1968-1970), la gripe asiática (1957-1958) o la gripe espaloña (1918-1919) fueron infinitamente más devastadoras.

En plena cirisis del nuevo coronavirus cuyo epicentro es la ciudad china de Wuhan, conviene recordar unas palabras pronunciadas por Bill Gates (64) en un evento organizado en abril de 2018 por la Sociedad Médica de Massachusetts y ‘The New England Journal of Medicine’, en las que el creador de Microsoft y filántropo estadounidense ponía en dedo en la llaga.

"Habrá otra pandemia mundial mortal"

“Hay un área donde el mundo no está progresando mucho, y hace referencia a la prevención y preparativos ante una eventual pandemia. Y debería preocuparnos a todos, porque si la historia nos ha enseñado algo, es que habrá otra pandemia mundial mortal. No podemos predecir cuándo. Pero dada la continua aparición de nuevos patógenos, el riesgo creciente de un ataque bioterrorista y la conexión de nuestro mundo a través del transporte aéreo, existe una gran probabilidad de que ocurra una pandemia grande y letal en nuestros días”, explicaba el magnate.

Bill Gates además utilizaba un ejemplo muy gráfico para concienciar sobre lo escasamente preparados que estamos para lidiar ante una eventual pandemia. “Al ver los thrillers de Hollywood, uno pensaría que el mundo está lo suficientemente preparado para proteger a la problación de microorganismos mortales. Nos gusta creer que en algún lugar, hay un equipo listo para entrar en acción, equipado con las últimas y mejores tecnologías. Pero en el mundo real, la infraestructura que poseemos puede derrumbarse rápidamente incluso en los países más desarrollados”, advertía Bill Gates, que solicitaba una respuesta conjunta y global.

33 millones de muertos en 6 meses

Y es que el norteamericano se atrevía incluso a hacer una predicción, nada halagüeña, sobre las posibles consecuencias de una pandemia. “Lo que el mundo necesita, y lo que exige nuestra seguridad y supervivencia, es un enfoque global coordinado. Específicamente, necesitamos mejores herramientas, un sistema de detección temprana y un sistema de respuesta global. Casi 33 millones de personas en todo el mundo morirían en solo seis meses si se produjese una situación como la gripe española de 1918. La buena noticia es que los avances científicos, el creciente interés a nivel mundial, en el sector privado y entre los financiadores filantrópicos hace que el desarrollo de una vacuna universal contra la gripe, por ejemplo, sea más factible ahora que hace 10 o 20 años”, concluía.