Deporte y Vida

SALUD

La sepsis causa el doble de muertes en el mundo de lo que se pensaba

Una nueva investigación alerta de que una de cada cinco muertes en todo el mundo está relacionada con la sepsis, el doble de lo que se creía hasta ahora, y el 40 por ciento de los casos son menores de 5 años.

sepsis, septicemia, salud, enfermedades, infecciones
as.com

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de las escuelas de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y la Universidad de Washington, ambas en EEUU, alerta de que una de cada cinco muertes en todo el mundo está relacionada con la sepsis, el doble de lo que se creía hasta ahora. También conocida por como septicemia o síndrome de respuesta inflamatoria sistémica, se produce por la presencia de bacterias en la sangre, que conllevan infecciones que pueden ser potencialmente mortales.

La septicemia está muy ligada a la neumonía pero no es la única manera de que se desencadene ya que puede producirse por la acción de otras bacterias o infecciones que nada tienen que ver con los pulmones, por quemaduras e incluso por traumatismos. La sepsis provoca que los órganos de una persona dejan de funcionar correctamente como resultado de una respuesta inmune fuera de control a la infección e incluso si la sepsis no mata a sus víctimas, puede crear discapacidades de por vida en los supervivientes.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista 'The Lancet' y presentados en la reunión anual de ‘Critical Care Reviews’ en Belfast (Irlanda del Norte), revelan 48,9 millones de casos globales de sepsis en 2017 y 11 millones de muertes. Se da la circunstancia de que la gran mayoría de los casos de sepsis (85% en 2017), que afectaron a más mujeres que hombres y a niños menores de 5 años hasta en un 40 por ciento de las ocasiones, ocurrieron en países de ingresos bajos o medios como los localizados el África subsahariana, las islas del Pacífico Sur cerca de Australia y el sur, este y sudeste de Asia.

"He trabajado en las zonas rurales de Uganda, y la sepsis es lo que vimos todos los días. Ver a un bebé morir de una enfermedad que podría haberse prevenido con medidas básicas de salud pública realmente te afecta", lamenta la autora principal Kristina E. Rudd, profesora asistente en el Departamento de Medicina de Cuidados Críticos de Universidad de Pittsburgh.

"Quiero contribuir a resolver esta tragedia. Sin embargo, ¿cómo podemos saber si estamos progresando si ni siquiera sabemos el tamaño del problema? Si nos fijamos en los 10 principales lista de muertes a nivel mundial, la sepsis no está en la lista porque no se ha contado. Necesitamos un enfoque renovado en la prevención de la sepsis entre los recién nacidos y en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos, un factor importante de la enfermedad", añade la experta.

El número ha descendido, pero sigue siendo alto

Los autores del estudio analizaron la incidencia anual de sepsis y las tendencias de mortalidad desde 1990 hasta 2017 y encontraron que las tasas están mejorando. En 1990, hubo un estimado de 60.2 millones de casos de sepsis y 15.7 millones de muertes; para 2017, la incidencia había disminuido en un 19% a 48,9 millones de casos y las muertes en un 30% a 11 millones. La causa subyacente más común de muerte relacionada con sepsis tanto en 1990 como en 2017 fue la infección de las vías respiratorias inferiores.

"Entonces, ¿cuál es la solución? Bueno, para comenzar con su infraestructura básica de salud pública. Las vacunas, asegurándose de que todos tengan acceso a un inodoro y agua potable, una nutrición adecuada para los niños y la atención de la salud materna abordarían muchos de estos casos", concluye Rudd, quien también es médico de cuidados críticos.