Deporte y Vida

SALUD

El cerebro borra memoria durante el sueño para evitar la sobrecarga

Un grupo de investigadores descubre que el órgano que organiza los recuerdos decide eliminar durante la noche la información que no considera importante.

Un mujer duerme.
Claudio Scott Pixabay

El sueño es fundamental para entender al cerebro. Durante el descanso este órgano reorganiza lo almacenado durante el día, desconecta algunas funciones o recupera otras. Un grupo de investigadores ha descubierto que en esta compleja fase podría incluso borrar recuerdos para prevenir una sobrecarga como si un ordenador se tratara.

Un equipo formado por científicos de Japón y Estados Unidos ha localizado este proceso gracias al trabajo de laboratorio con ratones. Según los científicos, durante la fase de sueño de Movimientos Oculares Rápidos (REM por sus siglas en inglés) el cerebro puede activar el borrado como si una tarea de limpieza de caché se tratara. Es decir, que cuando el cuerpo descansa el cerebro se convierte en una suerte de árbitro que elige qué memorias serán almacenadas y cuáles desaparecerán. La tarea es llevada a cabo por un grupo de neuronas que se encargan de eliminar esta información. Cuando activaron las células de los ratones en el laboratorio empeoraba la memoria, mientras que cuando se desactivaban mejoraban los recuerdos.

El estudio bajo el paraguas de los Institutos Nacionales de la Salud en Estados Unidos revela algo hasta hora no observado: el cerebro va limando las conexiones entre neuronas involucradas en ciertos tipos de aprendizaje. Otra novedad que aporta esta investigación que el control del apetito podría estar también involucrado porque también se observó actividad en una molécula que implica a ambos procesos.

Información no importante

Según explican los expertos, la situación se produce cuando se aprende algo nuevo pero no se guarda en la memoria a largo plazo. El conocimiento es guardado de otra manera y es cuando el cerebro decide si es pertinente guardar la información o hacer hueco para otra potencial. «Estas neuronas ayudan activamente al cerebro a olvidar nueva y, posiblemente, información no importante», explicó el doctor Kilduf, uno de los autores del estudio y añadió que podría ser un proceso del cerebro para evitar la confusión entre sueños y memorias almacenados en el cerebro. Es más, según los científicos, esto podría explicar por qué los sueños se olvidan rápidamente.

Además de por sus implicaciones en el estudio del sueño y la narcolepsia, esta investigación podría abrir nuevas puertas al tratamiento de problemas de memoria, la enfermedad del Alzhéimer o problemas derivados del estrés postraumático.