Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Esquiar a 231 km/h: cuestión de pericia y de gestionar el miedo

Jan Farrell, esquiador profesional del Club Amistad (Madrid), participa en la Copa del Mundo de Speed Ski y esta temporada pretende superar todos sus registros a pesar del riesgo de la disciplina.

jan farrell, speed ski, psicología, salud
David Agüero

Un año más, Jan Farrell (36), el esquiador profesional del Club Amistad (Madrid), afronta una nueva temporada de la Copa del Mundo de Speed Ski con un objetivo muy claro: situarse entre los mejores del mundo y superar su marca personal de velocidad. Bajo la supervisión de Maxime Lahuerte, quien formó parte equipo olímpico francés de Combinada Nórdica (esquí de fondo y salto de esquí) en cuatro juegos de invierno, y del psicólogo deportivo, Ricardo de la Vega, el esquiador pretende lograr el más difícil todavía.

“Junto a Max estoy logrando ir un paso más allá y poner en práctica varias técnicas que me están sirviendo para alcanzar una postura más aerodinámica, una mejor preparación para adaptarme a las irregularidades de la pista y poder atacar más durante los descensos”, explica Farrel, de madre checa y padre inglés afincado en España desde que tenía 5 años.

Además, el esquiador, que cuenta con la nacioinalidad española, continúa trabajando un aspecto tan fundamental para su deporte como es la gestión del miedo y del riesgo. “El trabajo psicológico me está ayudando a comprender que es imposible acabar con los miedos adquiridos después de mi caída a 216 kilómetros por hora en 2016 y estoy aprendiendo a canalizarlos y preverlos. Este proceso me está ayudando a conocerme mejor, comprender mejor mi cuerpo y mejorar mi rendimiento”, confiesa Jan.

"El trabajo psicológico me está ayudando a comprender que es imposible acabar con los miedos adquiridos después de mi caída a 216 kilómetros por hora en 2016"

Jan Farrell

Una preparación, la psicológica, que a buen seguro será fundamental para superar su registro personal de 231,66 kilómetros por hora, lo que aumentaría sus posibilidades de mejorar los resultados de la temporada pasada, en la que acabó entre los siete mejores del circuito. Además, se da la circunstancia de que la temporada 2020, que contará con 15 pruebas, visitará por primera vez territorio español ya que la Estación de Formigal será escenario del 13 al 15 de marzo de 2020, de una de las competiciones del calendario.

Futuro del Speed Ski

Además, de los objetivos puramente deportivos, Jan Farrell comparte su deseo de que el esquí en general y el Speed Ski en particular, una forma de vida para él, sea practicado cada vez por más gente.

El Speed Ski me ha ayudado mucho en mi vida personal y profesional, me ha hecho mejor persona y he decidido que quiero ayudar para que más personas también tengan esta oportunidad. Mis objetivos son que nuestro deporte crezca, que sea más conocido y, también, ayudar en el desarrollo de futuros talentos; que a su vez ayudarán a llevar el Speed Ski al siguiente nivel. Tengo claro que aumentar la competitividad me supondrá un reto a nivel personal para alcanzar buenos resultados, pero la verdad es que no hay mayor satisfacción que ver como un discípulo supera a su maestro”, concluye el esquiador del Club Amistad.