Deporte y Vida

NUTRICIÓN

¿Cuántas calorías podemos ingerir en las principales comidas y cenas navideñas?

La Navidad es sinónimo de excesos en lo que a la dieta se refiere y las principales celebraciones son un claro ejemplo de ello ya que ingerimos muchas más calorías de las que necesitamos.

calorías, obesidad, sobrepeso, engordar, navidad, nochebuena, comidas, cenas
as.com

Sin entrar a analizar pormenorizadamente lo que ya llevamos en el cuerpo gracias a las comidas de empresa y a las reuniones con amigos, entramos de lleno en esos días del año que son una verdaera oda al buen yantar. Las cenas de Nochebuena y Nochevieja, y la comida de Navidad son probablemente las tres fechas del calendario en las que más podemos llegar a comer y beber. Y con margen de diferencia.

Vayamos por partes. La Organización Mundial de la Salud recomienda ingerir un promedio de 2.000 a 2.500 Kcal/día en el caso de los hombres y de 1.500 a 2.000 kcal/día en el de las mujeres. No obstante, la ingesta de calorías también de otras variables como la edad, estado fisiológico y la intensidad de la actividad que realice cada persona, teniendo en cuenta factores como la actividad física.

Pues bien, durante las principales comidas y cenas navideñas podemos llegar a duplicar e incluso triplicar la cantidad de calorías diarias recomendadas para una sola comida. En una de estas celebraciones se puede alcanzar una ingesta de más de 3.000 kcal, una cifra que supone el 150 por ciento de lo que necesitamos al día, más si tenemos en cuenta que una comida normal debe implicar entre 750 y 1.000 kcal o una cena entre 500 y 750 kcal.

El doble o el triple de calorías

Con este panorama, no es de extrañar que después de la cena de Nochebuena y de la comida de Navidad seamos capaces de ingerir en menos de 24 horas perfectamente el equivalente la cantidad de calorías recomendadas en 3 días. Y si te preguntas cómo es posible, vamos a sumar:

  • Langostinos (4 aprox: 82 kcal) con mayonesa casera (25 gr: 190 kcal).
  • Una loncha de jamón ibérico (30 gramos: 115 kcal).
  • Una tostada de paté (15 gramos: 50 kcal).
  • Una ración de pulpo a la gallega con patatas (350 kcal).
  • Asado de carne con salsa y puré de patatas (450 kcal).
  • Una ración de pan (40 gramos: 105 kcal).
  • Piña (1 rodaja de 225 gramos: 115 kcal).
  • Un trozo de turrón (25gr: 150 kcal).
  • Un polvorón (190 kcal).
  • Un par de copas de vino y brindar con cava (320 kcal).
  • Una copa de whisky, brandy o ginebra (240 kcal), o una de anís, (295 kcal).

El total aproximado, porque no puede ser de otra manera, de los alimentos propuestos ronda las 2.400 kcal y, como habrás observado, hemos dejado fuera muchos productos, como queso, embutidos o más tipos de marisco, que perfectamente se podían sumar a la fiesta. Por no hablar de que no hemos añadido otras bebidas gaseosas y azucaradas o cerveza sin ir más lejos, y hemos sido restrictivos con las cantidades en general. Es decir, estamos hablando de un menú que en muchos hogares españoles puede llegar a quedarse corto.

Grasas, azúcar y sal

Y ahí no termina el ‘drama’. Y es que buena parte de los productos que podemos llegar ingerir no solo aportan una gran cantidad de calorías que no necesitamos, también son alimentos con muy poco valor nutricional, que tienen un contenido rico en grasas, azúcar o sal. Con estos condicionantes, no es de extrañar que al pasar las Navidades la báscula nos dé una mala noticia en forma de un aumento de peso de entre 1 y 4 kilos más o menos.

Por todo ello, no es de extrañar que la palabra moderación sea una de las más empleadas durante estos días y que se recomiende optar por menús saludables e incorporar un poco de actividad física a la ecuación. Al final depende de nosotros si sucumbimos a la tentación o nos ponemos del lado de la prudencia.