Deporte y Vida

SALUD

Abren la puerta a evitar la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama

Los investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS de Barcelona han encontrado una opción para tratar a quienes tienen un alto riesgo de recaída.

Preparación de una sesión de quimioterapia.
Allie Smith Unsplash

Un grupo de investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS de Barcelona ha abierto una puerta hacia mejores condiciones de los pacientes de cáncer de mama. Los especialistas han descubierto un tratamiento eficaz que podría evitar la quimioterapia. Aunque todavía es pronto para celebrar el éxito del descubrimiento (se ha demostrado eficaz con la mitad de los casos estudiados), abre una puerta para una mejor calidad de vida de los enfermos.

El estudio, publicado en The Lancet, revela que aproximadamente la mitad de las pacientes tratados con ribociclib y letrozol durante seis meses transformaba los tumores de alto riesgo de recidiva en neoplasias de bajo riesgo. «Desconocíamos realmente el potencial de estos fármacos para de-escalar la quimioterapia neoadyuvante. Este ensayo nos demuestra por primera vez que es un camino que tiene que ser explorado y apunta a cómo deberá hacerse», había avanzado en el Congreso Mundial de cáncer de mama en San Antonio (Estados Unidos) el doctor Joaquín Gavilá, jefe clínico de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología y coinvestigador principal del informe.

¿Por qué es novedoso? Los numerosos estudios en marcha en enfermedad precoz con estos fármacos se probaron como un complemento añadido a la quimioterapia. «Ahora bien, ninguno se planteó usarlos para sustituir la quimioterapia. Así nació el CORALLEEN», señaló Aleix Prat, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona al dar a conocer públicamente sus conclusiones.

Aquella prueba ofreció síntomas de éxito. Se observaron los efectos en 106 pacientes durante 18 meses en una investigación que incluyó a enfermos con cáncer de mama en 21 hospitales españoles. La solución empleada ayudó a pacientes con un alto riesgo de desarrollar metástasis en los siguientes 10 años.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es una de las modalidades terapéuticas más empleadas en el tratamiento del cáncer. Engloba a una gran variedad de fármacos y se emplea para frenar y destruir a las células que extienden la enfermedad con eficacia dependiente del tipo de cáncer. El problema para los pacientes suele ser que provoca efectos secundarios derivados como el cansancio o el malestar físico, algo que se une a los efectos de la enfermedad.Aunque la mayor parte de los enfermos puede seguir realizando sus actividades cotidianas durante el tratamiento, la Asociación Española Contra el Cáncer recuerda que es «conveniente» considerar «la posibilidad de disminuir el ritmo de trabajo y descansar durante los días posteriores a la administración».

La investigación apunta hacia la esperanza, pero los doctores prefieren ser cautos. Ahora creen que es el momento de profundizar en los resultados apuntados. No quieren celebrar que la quimioterapia pase a ser una opción en las personas con alto riesgo de recaída con cáncer de mama. «Estamos convencidos que esta estrategia terapéutica biológica puede llegar a sustituir la quimioterapia en este subgrupo de pacientes con alto riesgo de recaída. Sin embargo, necesitamos un poco más de evidencia», reconoció Gavilán con prudencia pero con optimismo.