Deporte y Vida

OSTEOPOROSIS

10 consejos básicos para prevenir caídas y evitar fracturas de huesos

Con la osteoporosis los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad.

osteorporosis, hueso, salud, enfermedades, hombres, mujeres, fracturas, lesiones, estilo de vida
as.com

Uno de los objetivos críticos en el manejo de la osteoporosis, enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea, es la prevención. El riesgo de caídas y, por consiguiente, la posibilidad de sufrir fracturas que pueden mermen la calidad de vida de quien las sufre es un factor a tener en cuenta. Aspectos como tener una mayor independencia y movilidad, reducir el riesgo de sufrir depresión, dolor, discapacidad e incluso la muerte llegado el caso, son motivos suficientes para abogar por la prudencia.

La principal consecuencia de la osteoporosis es que los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad. Las muñecas, la cadera, el húmero y la columna vertebral suelen ser las zonas más afectadas y nadie está a salvo. De hecho, se estima que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica a lo largo de su vida.

Pero hay más. Una reciente investigación a cargo de expertos de Universidad de Mississippi (EEUU), concluye, tras estudiar 173 casos, que el 28 por ciento de los hombres y el 26 por ciento de las mujeres entre 35 y 50 años de edad tenían osteopenia, un precursor de la osteoporosis por lo que nos encontramos ante un problema con importantes implicaciones.

10 consejos básicos para prevenir caídas

Por ello, además de otras consideraciones relacionadas con la alimentación para prevenir la incidencia de la osteoporosis, conviene prestar mucha antención a las caídas para lo que es necesario:

  1. Mantener el orden en el hogar y evitar la presencia de cualquier elemento que pueda suponer un obstáculo con el que tropezar fácilmente, incluidos cables y alfombras.
  2. Mantener una buena iluminación en todas las zonas de paso habitual como escaleras, entradas y pasillos. También es recomendable instalar luces nocturnas en lugares estratégicos como dormitorio y baño.
  3. Tener especial cuidado a la hora de derramar cualquier tipo de líquido que pueda suponer un riesgo que implique resbalar y caerse. Y limpiarlo inmediantamente si se produce.
  4. Usar zapatos con suela de goma para una mejor tracción y evitar caminar en calcetines. Mucha precaución al caminar por la calle, sobre todo días de heladas o con lluvia.
  5. Evitar tener que trepar o alcanzar objetos. Guardar utensilios de uso frecuente en lugares de fácil acceso. También puede comprar herramientas de alcance y agarre para llegar a artículos a los que sea difícil acceder.
  6. Añadir barras de sujeción a la bañera y usar tapetes antideslizantes en el sueño del baño.
  7. Mucha precaución si se convive con mascotas. Tropezar con una mascota, generalmente un perro o un gato, es una causa común de caídas.
  8. Consultar al médico de cabecera si algún medicamento preescrcito puede causar mareos, afectar el equilibrio o tener otros efectos secundarios que lo hagan más propenso a una caída.
  9. Hacer ejercicio físico. Determinadas actividades como el tai chi o el yoga puedan mejorar el equilibrio, coordinación y fuerza muscular.
  10. Una buena forma de evitar caídas es tener una buena salud visual. Acudir con frecuencia a una revisión debe ser otra de las prioridades.