Deporte y Vida

ENTREVISTA

Sergio Mur: "Busco cansarme al máximo, es un estado de liberación"

Entrevistamos al actor de 'Servir y Proteger', quien nos cuenta sus rutinas de ejercicio, que van desde el bikram yoga hasta los ejercicios funcionales; y nos cuenta el sueño de poder realizar un triatlón.

sergio mur
Rolando Gil

Tres películas, 27 series, 8 obras de teatro, los últimos tres años trabajando entre México y España, una familia... El actor madrileño de 42 años Sergio Mur es un adicto al ejercicio físico, sueña con finalizar un triatlón completo y su dieta perfecta combina cocina de todo el mundo.

Le entrevistamos para Deporte y Vida, nos habla de su vida, sus sueños, sus rutinas de ejercicio, cómo se cuida y las deficiencias que hay en el sector, donde hablar de una baja o conciliar, es algo impensable.

¿Qué rutina de ejercicios realizas, ya sea en casa o en el gym?

Ejercicios funcionales, tipo pushups, pullups, peso muerto, kettlebell swing, sentadillas, thrusters, burpees, siempre buscando un trabajo de cuerpo completo, organizando los ejercicios en un Tabatá o AMRAP; para terminar algún finisher de brazo o pierna, quizá las partes de mi cuerpo que siento debo desarrollar más por mi altura 1.90 metros y peso 89 kg. No excederme de los 60 - 90 min.

Para desconectar, eres de los que se va a levantar ruedas de camión o prefieres pasear por un bosque?

Correr, escalar, bikram yoga… Buscando cansarme al máximo, es un estado de liberación, el del cansancio, que adoro. También meditar.

¿Tan mal se come en los rodajes?

Digamos que en general, mas o menos, tirando más a menos que a más. De todas intento tirar de básicos, nunca como cosas que me puedan hacer daño o sentar mal, así que soy un asiduo del arroz blanco y las ensaladas. Unos buenos desayunos ayudan y también llevar apoyos tipo: hummus, guacamole, tahin, huevos cocidos eco, pollo frito eco...

¿Es posible llevar una dieta si estás rodando 12 horas al día?

Es complicado, pero quiero pensar que es posible. Tuppers, frutos secos, proteína, elegir lo que se come… Se puede, siempre que tus objetivos sean sensatos y no algo descabellado.

La paternidad se vive diferente con tu trabajo o la baja por paternidad no era negociable en tu día a día?

Mi trabajo es altamente demandante y la conciliación es muy compleja. Yo no decido el “dónde”, ni el “cuándo” en ningún trabajo; dependo de que suene mi teléfono y me siento profundamente agradecido por ello, soy consciente de lo afortunado que soy.

Valoro el “tiempo de calidad” frente a la “cantidad de tiempo”, puedo estar 6 meses a 9500 km de mi casa viajando una vez cada 5 semanas, apenas 4 días en casa; pero después puedo tener otros 6 meses libres, sin trabajar, disfrutando de mis hijos y mi pareja, he intento cuidarlos y mimarlos al máximo, empaparme de ellos. Es una cuestión de perspectiva, pero no es fácil hacer lo que hago, es duro.

Lo mejor de trabajar en España, es llegar a casa y poder dormir con los míos, es una sensación muy reconfortante, que solo la gente que hemos viajado por trabajo dejando a las familias conocemos en profundidad, cuando estoy fuera es una de las cosas más difíciles de llevar.

A lo de la “baja” ya te imaginarás que eso no existe, ningún rodaje se para… ninguna obra de teatro te va a esperar y mucho menos pagándote un salario. Nosotros no tenemos horizontes profesionales más allá de los próximos X meses.

Siempre estás ahí, en la lucha por conseguir lo siguiente, eres una especie de autónomo sin serlo, porque el trabajo no depende de ti, es muy complicado que tú lo puedas generar, de ahí que sea tan tan necesario un estatuto del artista en nuestro país que recoja nuestras peculiaridades, tan diferentes y concretas.

¿Tu último capricho cuál ha sido?

La bicicleta “Rider The Citroënist by Martone”.

¿Cuáles son tus próximos proyectos profesionales?

Los últimos 3 años los he vivido entre México y España, saltando de un proyecto a otro. Las Chicas del Cable, Papá a toda madre, Hospital Vallenorte, Doña Flor y sus dos maridos y ahora en Servir y Proteger, no veo más allá de las grabaciones de esta cuarta temporada y de dar lo máximo a mi personaje.

¿Cuál es la música que llevas ahora mismo en el coche?

Suelo escuchar alguna lista que tengo en Spotify. Hans Zimmer, Ólafur Arnalds…

Si a las mujeres se las conoce por lo que llevan en el bolso, si miráramos en tu mochila, ¿qué veríamos?

Depende, lo normal es encontrar mis AirPods, mi iPad donde llevo todos los guiones de Servir y Proteger (hace cinco años que no uso nada de papel en mis trabajos), frutos secos, botella de agua reutilizable, neceser con básicos para un día de rodaje.

Te hemos visto en redes en el gimnasio, ¿cuál es el ejercicio que más odias?

Thrusters con peso elevado y también hacer muchas repeticiones de wall balls con 20 kg.

Prefieres ir a tu bola, ¿o eres más de un entrenador personal?

Ir a mi bola, organizo mis entrenos según mis necesidades, tiempos y según siento mi cuerpo y me nutro por Instagram de gente que entrena increíble. Soy muy fan de los workouts de Paul Sklar. También es cierto que he acumulado cierta experiencia con los años como para no cometer grandes errores y acabar lesionándome y que probablemente si buscara algún objetivo concreto para algún proyecto, tiraría sin duda de la ayuda de un profesional, que los hay increíblemente buenos para que me dirigiera.

¿Qué te aporta la escalada, ya sea en rocódromo indoor o fuera, donde te gusta ir y practicar?

Desconectar, un ejercicio completo, exigente. Requiere no solo de capacidad física si no también mental, para encontrar soluciones a las vías, que al final se plantean como retos a resolver según tus cualidades y capacidades físicas, es divertido en solitario y muy muy divertido con amigos. Soy un asiduo del Sputnik Climbing.

El sueño deportivo o aventurero que te gustaría hacer, ¿cuál sería?

Empezaría por un triatlón completo… Cuando mis hijos sean más grandes, mis retos aventureros seguramente también lo serán; por ahora la mayor parte de mi energía se la entrego a ellos.