Deporte y Vida

SALUD

Cannabis contra el dolor: así lo usa Olivia Newton-John en su tercer cáncer

Desde que anunció públicamente su tercer diagnóstico de cáncer (de pecho en etapa 4 con metástasis en huesos), ha estado usando el cannabis para tratar el dolor y otros síntomas.

Olivia Newton-John
Sam Tabone WireImage

Olivia Newton-John lleva luchando contra el cáncer desde 1992. Volvió a padecer la enfermedad en 2013, y desde 2018 ha añadido un tercer cáncer, en este caso de pecho en estadio 4 con metástasis en huesos. Un reto que está superando poco a poco, con el apoyo de su marido y su hija, con la fundación que lleva su nombre, y con el cannabis para paliar los dolores y otras consecuencias de los tratamientos.

Fue su marido, quien lleva desde 1990 trabajando con diferentes propiedades para la salud que tienen las plantas, quien le insistió para probar; y pese a que ella no quería una alteración mental, se adaptó lentamente y le fue muy bien.

De hecho, su marido, John, cultiva desde hace años preparados especiales para ella, compuestos por 47% de THC, 26% de CBD y una gran cantidad de otros cannabinoides, incluidos CBG, CBC y CBN. Para su marido, el efecto del entorno es la idea de que cada uno de los cannabinoides y terpenos (aceites esenciales aromáticos) que están presentes naturalmente en las plantas de cannabis son necesarios para ayudar a los pacientes a obtener los máximos beneficios de la planta. Si bien el THC aislado puede llevarte de subidón, o el CBD aislado puede ayudar a aliviar la ansiedad, John cree que el cannabis tomado en su estado natural, sin cannabinoides aislados, puede conducir a mejores resultados.

Olivia, quien era reacia a tomar cannabis, lo aceptó cuando se fracturó el sacro en septiembre de 2018 y tuvo que volver a andar. No quería depender de la morfina, y fue modificando las dosis de morfima aumentando las de cannabis, y ahora sólo utiliza esta planta como método paliativo.

Además de la lucha contra el cáncer, Olivia ha declarado que habla con su cuerpo, que intenta controlar su mente, una práctica que le es beneficiosa porque, como dice ella, 'creas el mundo con lo que piensas'.

Incluso lo que nunca pensó, hablar junto a su marido en la Cannabis Science Conference sobre los resultados, el efecto, las diferentes plantas... Olivia se niega a ser una estadística, no quiere ser un dato más del cáncer, por eso cada paso que avanza en esta línea la fortalece y la ayuda a encontrarse mejor.