Deporte y Vida

SALUD

Aumentar el consumo de bebidas azucaradas supone un mayor riesgo de diabetes

Una nueva investigación de la Universidad de Harvard (EEUU) concluye que un aumento en el consumo de bebidas azucaradas, de tipo que sea, incrementa el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

bebidas azucaradas, azúcar, salud, diabetes, nutrición
as.com

El aumento en el consumo de bebidas azucaradas, como refrescos e incluso jugos de frutas 100%, es decir, con azúcar añadida o naturalmente presente, podría estar vinculado a un mayor riesgo de sufrir diabetes tipo 2, según un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard (EEUU). De igual forma, tomar más bebidas endulzadas artificialmente no se relacionó con una disminución en el riesgo de sufrir diabetes.

Lo que sí fue más efectivo en la reducción del riesgo, según los resultados de la investigación publicada en la revista ‘Diabtes Care’, que es la primera que analiza si los cambios a largo plazo en el consumo de bebidas endulzadas natural o artificialmente están relacionados con el riesgo de diabetes tipo 2, fue el hecho de sustituir una porción diaria de cualquier tipo de bebida azucarada por agua, café o té.

Resultados de la investigación

Para llegar a una conclusión, los expertos analizaron los datos más de 192.000 hombres y mujeres de 22 a 26 años, profesionales del ámbito de la salud, que participaron en tres estudios a largo plazo. Así, los investigadores obtuvieron los siguientes resultados:

  • Aumentar la ingesta total de bebidas azucaradas, incluidos las endulzadas con azúcar y el jugo 100% de fruta, en más de 4 onzas por día (unos 120 ml) en un período de un año, se asoció a un 16% más de riesgo en los siguientes cuatro años.
  • El aumento del consumo de bebidas endulzadas artificialmente en más de 4 onzas por día durante cuatro años se relacionó con un riesgo de diabetes un 18% mayor.
  • Reemplazar una porción diaria de una bebida azucarada con agua, café o té, pero no con una bebida edulcorada artificialmente, estaba relacionado con un riesgo de diabetes del 2 al 10% menor.

"El estudio proporciona más evidencia que demuestra los beneficios para la salud asociados con la disminución del consumo de bebidas azucaradas y su reemplazo por alternativas más saludables como agua, café o té", explica Jean-Philippe Drouin-Chartier, principal autor de la investigación.

Los hallazgos de los investigadores de Harvard se unen a la cada vez más abundante evidencia científica que recomienda no ingerir bebidas azucaradas, cuyo consumo está asociado a diferentes tipos de enfermedades y, en el caso de los refresco, no aportan absolutamente nada desde el punto de vista nutricional.