Deporte y Vida

NUTRICIÓN

La colina dietética podría reducir el riesgo de demencia y mejorar el desempeño cognitivo

Una investigación concluye que la ingesta de este nutriente esencial, procedente de la fosfatidilcolina, presente en alimentos como los huevos o la carne, puede jugar un papel importante.

nutrición, enfermedades degenerativas, demencia, alzheimer, salud, dietas, carnes, lecitina
as.com

Un estudio a cargo de expertos de la Universidad de Finlandia Orienta es el primero en observar que la fosfatidilcolina, también conocida como lecitina, presente en alimentos como huevos, carnes, mariscos, vegetales o lácteos, entre otros, está asociada con un menor riesgo de demencia, así como con un mejor desempeño cognitivo.

Y es aquí donde adquiere una especial relevancia la colina, que procede de la degradación de la fosfatidilcolina, que es un nutriente esencial y que es necesaria para la formación de acetilcolina, que es un neurotransmisor. Investigaciones recientes han asociado su ingesta con el procesamiento cognitivo, por lo que puede desempeñar un papel en la prevención del deterioro cognitivo y de la enfermedad de Alzheimer. No en vano, se emplea en una bebida médica multinutriente destinada al tratamiento de la enfermedad de Alzheimer en sus primeras etapas.

Resultados esperanzadores

El trabajo de los científicos finlandeses, publicado en la revista 'American Journal of Clinical Nutrition', inlcuyó el estudio de la salud, los hábitos alimenticios y estilo de vida, de 2.500 hombres finlandeses de entre 42 y 60 años de edad a los que se les hizo un seguimiento a lo largo de 22 años. Igualmente, también se tuvo en cuenta la incidencia del gen APOE4, que predispone a la enfermedad de Alzheimer y es común en la población finlandesa, aunque no tuvo un impacto significativo en los resultados.

Además, los datos de los sujetos se combinaron con los registros hospitalarios, de causas de defunción y de reembolso de medicamentos. De igual forma, cuatro años después del inicio del estudio, aproximadamente 500 hombres completaron pruebas para medir su memoria y su procesamiento cognitivo. Durante el seguimiento, 337 hombres desarrollaron demencia.

Así, los resultados de la investigación indican que el riesgo de demencia era un 28 por ciento menor en los hombres con la ingesta más alta de fosfatidilcolina en la dieta, en comparación con los hombres con la ingesta más baja. Los hombres con el mayor consumo de fosfatidilcolina en la dieta también sobresalieron en las pruebas que miden su memoria y habilidades lingüísticas.

Limitaciones del estudio

Según los expertos, los hallazgos son significativos y pueden resultar vitales para la prevención de la demencia, aunque los propios investigadores reconocen que se trata de “un estudio de observación”. “Necesitamos más investigación antes de sacar conclusiones definitivas", añaden. Y es que, además del carácter observacional del estudio, la muestra de la población, exclusivamente hombres, también invita a la prudencia.