Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

6 ejercicios para no engordar a pesar de la predisposición genética

El ejercicio físico atenúa la predisposición genética a la obesidad y determinadas actividades se han mostrado muy efectivas para modificar el riesgo de padecerla.

ejercicio físico, obesidad, salud, enfermedades, actividad física, adelgazar
as.com

La obesidad es un problema de salud mundial que está estrechamente relacionado con muchos trastornos metabólicos. A estas alturas se ha documentado ampliamente que el ejercicio físico atenúa la predisposición genética a la obesidad, pero no se había estudiado en profundidad qué tipo de ejercicio puede modificar el riesgo genético de la obesidad. Hasta ahora.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Taiwán ha identificado los seis tipos de ejercicio que son especialmente efectivos para combatir los causas genéticas que contribuyen a la obesidad, que se trata de una condición difícil de controlar porque es el resultado de las interacciones entre la genética y el estilo de vida de una persona.

Los resultados del estudio, publicados la revista 'PLOS Genetics', han sido obtenidos después de analizar los datos de 18.424 adultos chinos entre 30 y 70 años y las interacciones entre la genética de los individuos y sus rutinas de ejercicio, así como cinco medidas de obesidad, como el índice de masa corporal (IMC), el porcentaje de grasa corporal y la relación cintura-cadera, entre otras. Y estos son los ejercicios más efectivos:

  • Correr.
  • Marcha.
  • Andar.
  • Senderismo.
  • Bailar.
  • Yoga.

Sorpresas

Se da la circunstancia de que correr fue el tipo de ejercicio físico que mejores resultados obtuvo, seguido de senderismo, andar, marcha atlética, algunos tipos de baile y la práctica prolongada de yoga. Por contra, otras modalidades de ejercicio físico como el ciclismo, los ejercicios de estiramiento o la natación no contrarrestaron los efectos genéticos sobre la obesidad.