Deporte y Vida

SALUD

Estar sentado es malo para tu corazón y tu cerebro

El sedentarismo es la enfermedad del siglo XXI, afecta a tu circulación, tu corazón, tu cerebro, tu digestión, tu relación con los demás, tu musculatura, tus huesos...

sedentarismo
as.com

Para la ONU, el sedentarismo es una enfermedad del mundo occidental que no sólo está causando graves problemas a nivel físico, sino también de salud. Los datos hablan de que la cuarta parte de la población mundial no hace ejercicio. 

Y hay más, no sólo el ejemplo que los niños están viendo, apenas hay en los parques hoy en día niños como antes, sino que imitan lo que ven, estar sentados. Y si la obesidad infantil ya es un problema en gran parte de los países, los adultos no están teniendo mejores resultados.

Un problema de salud real

Estar sentado es un problema de salud grave. Estar sentado durante muchas horas al día afecta al corazón porque debilita la musculatura, y en cuanto haces algo de ejercicio, como levantarte, se queja y sufre. Además, no tiene fuerza para responder al esfuerzo que el cuerpo le pide.

El estudio de la revista 'Circulartion' revela no sólo la afección cardiaca, sino que nos permite descubrir cómo pasar más de 10 horas al día sentados afecta a nuestra musculatura, a los huesos, a nuestra postura, a nuestro sistema circulatorio, digestivo, incluso urinario.

En esta línea, estar sentados afecta también a nuestro cerebro. En este sentido, el sistema circulatorio no tiene fuerza para llevar tanta sangre al cerebro, luego se piensa peor. Y no sólo eso, es que el cerebro necesita los nutrientes de la sangre, el oxígeno, y si no llega, no funciona correctamente.

Si el cerebro no se oxigena como debe, no está a pleno rendimiento, no sólo se piensa peor, sino que se actúa peor, todo es más lento, falla la memoria, no se realizan conexiones rápidas...

Estar sentado durante más de cuatro horas seguidas ya reduce el flujo de sangre al cerebro. Descansar cada poco tiempo y caminar durante dos minutos al menos hace que los valores se mantengan estables.