Deporte y Vida

SALUD

Los beneficios de andar descalzo, según la revista 'Nature'

Un reciente estudio afirma que andar descalzo fortalece las articulaciones, además de la aparición de los callos, que podrían ser beneficiosos para nuestra salud.

andar descalzos
as.com

Correr descalzo o no, fue un tema de debate durante meses por su repercusión en la velocidad, así como en el efecto de las lesiones. A muchos niños se les recomienda andar descalzos en casa para favorecer el desarrollo del pie, de los dedos, modificar incluso alguna lesión en las rodillas.

Y es que parece que hemos olvidado que hace miles de años andar descalzos era la norma e ir calzado lo raro. E incluso en verano, el calzado molesta, fastidia, nos hace rozaduras, y a muchas personas les produce verdadero horror encontrar un calzado que se adecue a nuestras necesidades. Tal vez siguiendo el último estudio de la revista 'Nature' dejemos los zapatos directamente de lado.

Los beneficios de andar descalzos, según la revista 'Nature'

En el estudio se pone de manifiesto que los callos son un beneficio para nuestra salud. Quienes caminan más tiempo descalzos desarrollan callosidades ásperas que pueden reducir su molestia al caminar sobre arena, grava, piedrecillas...

Pero es que además, en un estudio que realizaron varios profesores evolucionistas en Kenia, vieron que las callosidades de diferentes keniatas que vivieron con calzado toda su vida, o sin calzado, en estos segundos, las callosidades cumplían una función de protección.

De hecho, cuando analizaron a otras personas con calzado en ciudades más grandes, se dieron cuenta que éstas eran las que andaban mal. Y, precisamente, cuando nuestro pie va descalzo, es cuando pisa bien, y mejora las cadenas musculares, la posición de la espalda, las molestias en la circulación...

Eso sí, tal vez no se tengan los pies más bonitos, pero sí la postura ergonómica más adecuada. Y muchos menos dolores de rodilla, de cadera, de espalda... lo que nos lleva a pensar que hay que seguir buscando el calzado más adecuado, o caminar más a menudo descalzo, si es posible.