Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Qué son y cómo funcionan los antioxidantes para nuestra salud

Los antioxidantes tienen la capacidad de retrasar el desgaste y deterioro de la piel, órganos y tejidos, claves en la vida deportiva y el ejercicio físico.

antioxidantes
jacoblund Getty Images

Los antioxidantes pueden retrasar el desgaste y deterioro de la piel, órganos y tejidos. Son claves en la actividad física y deportiva, ya que se incrementa la producción de radicales libres y el requerimiento de defensas antioxidantes es mayor. Por eso necesitamos una nutrición equilibrada.

Pero hay más, ya que el estrés oxidativo pueden tener consecuencias graves para nuestro organismo como, la diabetes, enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial), patologías neurodegenerativas (Alzhéimer o Parkinson, entre otras), reumáticas o incluso cáncer. Y ahí es donde entran algunos alimentos claves para retrasar el envejecimiento molecular, como los pistachos.

Con la edad debemos aportar un extra de antioxidantes

“El oxígeno también puede ser fuente de enfermedad a través de una producción incontrolada de radicales libres de oxígeno (RLO) que dañan las macromoléculas y alteran los procesos celulares”, señala la doctora Nieves Palacios, jefe del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte.

Con el paso del tiempo, los antioxidantes naturales con lo que cuenta nuestro organismo pierden efectividad y se hace necesario ingerir ciertos alimentos. Los betacarotenos, los polifenoles, la vitamina A, C, E, el zinc y el selenio son algunos de los antioxidantes más conocidos.

Para la doctora Palacios, “el consumo de frutos secos, como los pistachos, contribuye a prevenir todo tipo de enfermedades como la arterioesclerosis, el cáncer, la hipertensión arterial y el envejecimiento prematuro de la piel, ya que son ricos en antioxidantes”.

Qué son y cómo funcionan los antioxidantes

Durante la actividad física se incrementa notablemente la producción de radicales libres y, por lo tanto, el requerimiento de defensas antioxidantes es mayor. Se ha demostrado que la realización de ejercicio físico de carácter ligero a moderado estimula la actividad de las enzimas antioxidantes, lo que podría considerarse como un proceso defensivo de las células sobre el estrés oxidativo.

Sin embargo, cuando se realiza ejercicio a gran intensidad y durante tiempo prolongado “las defensas pueden ser superadas por los radicales libres. Por ello, el consumo tras el ejercicio físico de sustancias antioxidantes -como los pistachos-, ayudan a disminuir dicho exceso y pueden contribuir a mejorar su salud a largo plazo”, explica Palacios.

Según la Dra. Palacios, “la recomendación de llevar un estilo de vida sano, con la realización de ejercicio físico regular y a una intensidad adecuada, y seguir un tipo de alimentación basado en los productos de la dieta mediterránea (rica en antioxidantes) parece ser eficaz para reducir ciertas patologías”.

Los 5 beneficios antioxidantes de los pistachos

  • El pistacho americano es una fuente de selenio y vitamina E, lo que previene el envejecimiento celular y la aparición de enfermedades crónicas como el cáncer y las cardiopatías.
  • Contienen Riboflavina (Vitamina B2), necesaria para el cuidado de la piel, las mucosas y de forma especial para la córnea, por su actividad oxigenadora, siendo imprescindible para la buena visión.
  • Los pistachos americanos son una fuente de zinc, mineral necesario para el crecimiento, reproducción y salud de las uñas, cabello y piel. También es un mineral muy importante para reforzar el sistema inmunológico, ayudando a combatir los virus de la gripe y el resfriado.
  • El pistacho americano es un fruto seco rico en cobre, que interviene en la transferencia de oxígeno en los músculos y por lo tanto facilita la recuperación muscular después de realizar actividad física.
  • Son ricos en manganeso, encargado de garantizar un correcto desarrollo de los huesos, ayudando a que se mantengan sanos. También es importante en la producción del cartílago.