Deporte y Vida

SALUD

Comer frutos secos puede ayudarte a 'funcionar' mejor (sí, es lo que estás pensando)

Una investigación de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona confirma que el consumo de unos 60 gramos al día de frutos secos puede ayudar a mejorar significativamente la función eréctil y sexual.

sexualidad, sexo, hombres, función sexual, disfunción sexual, frutos secos, salud, nutrición
as.com

Cada vez existen menos motivos para no incluir los frutos secos como parte de una dieta equilibrada y saludable. Salvo si sufres algún tipo de alergia que te impida incorporarlos entre tus hábitos alimenticios, las nueces, los pistachos, las almendras, los cacahuetes o las avellanas, entre otros, constituyen simple y llanamente un alimento imprescindible que aporta innumerables beneficios para la salud.

El consumo de frutos secos está asociado a la prevención de enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, las dislipemias, la obesidad o determinadas enfermedades neurológicas y demencias como el Alzheimer. De igual forma se ha demostrado que comer frutos secos durante el primer trimestre de embarazo mejora el desarrollo neuropsicológico de los hijos incidiendo en aspectos como la función cognitiva, la capacidad de atención y la memoria de trabajo a largo plazo.

Y ahora también se relaciona su consumo con una mejora significativa de la función eréctil y sexual. Al menos es lo que se desprende de una investigación a cargo de expertos de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, que ha sido publicada en la prestigiosa revista 'Nutrients'.

El trabajo contempló el seguimiento a dos grupos diferenciados. Por un lado, cuarenta y tres hombres sanos, entre 18-35 años, que fueron asignados a un ‘grupo de frutos secos’ y consumieron una dieta de estilo occidental complementada con 60 g/día de mezcla de frutos secos (30 g de nueces, 15 g de almendras y 15 g de avellanas). Por otro, cuarenta participantes que fueron asignados a un ‘grupo de control’ y siguieron la dieta de estilo occidental pero evitaron el consumo de frutos secos durante el seguimiento de 14 semanas.

En ambos casos, se midieron los niveles de óxido nítrico y E-selectina (dos biomarcadores de la función endotelial eréctil) y completaron el cuestionario International Index of Erectile Function (IIEF), que evaluó la influencia de los frutos secos en la función eréctil a través de 15 preguntas. Y los resultados de la investigación reflejaron un aumento significativo en algunos de los parámetros de la función eréctil en el grupo suplementado con frutos secos.

"Este es el ensayo clínico aleatorio más grande que se ha hecho hasta el momento en el que se ha analizado el efecto de los suplementos con frutos secos sobre la función eréctil y sexual en sujetos sin disfunción eréctil", explica la doctora Mònica Bulló, una de las investigadoras.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil se define como una dificultad persistente para lograr y mantener una erección suficiente para una relación sexual satisfactoria. La prevalencia de disfunción eréctil varía desde el 2% en hombres menores de 40 años, alrededor del 52% en hombres de 40 a 70 años, y más del 85% en hombres de 80 años o más.

Aspectos relacionados con el estilo de vida como el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, falta de actividad física, estrés psicológico y adherirse a dietas poco saludables son algunos factores de riesgo que pueden interferir en la función eréctil y sexual.