Deporte y Vida

SALUD

Una bacteria administrada como suplemento nutricional reduce el riesgo cardiovascular

La bacteria 'Akkermansia' pasteurizada reduce los factores de riesgo cardio-metabólicos en una de cada dos personas según una investigación de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

bacetria, suplemento nutricional, salud, suplemento alimenticio, Akkermansia muciniphila, enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes
as.com

Un equipo de científicos de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) ha realizado un hallazgo que podría suponer un importante avance ya que una bacteria intestinal, la 'Akkermansia muciniphila', limita significativamente el aumento de varios factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, modera la progresión de la prediabetes y reduce los niveles de colesterol en los seres humanos.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista científica ‘Nature Medicine’, son fruto de un arduo trabajo de investigación que arrancó en 2007 cuando Patrice Cani, experto del Instituto de Investigaciones sobre Drogas de la Universidad de Lovaina, en estrecha colaboración con Willem de Vos, profesor de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), comprobó los efectos beneficiosos de la bacteria en ratones, capaz de moderar el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2.

En 2017, los investigadores descubrieron también, gracias a un modelo animal, que el uso de una forma pasteurizada de la 'Akkermansia' conduce a una protección aún mayor que la bacteria viva con respecto a diversos factores de riesgo de enfermedad cardiovascular como la resistencia a la insulina, la hipercolesterolemia o el almacenamiento de grasa en tejido adiposo.

Y el tercer paso ha sido comprobar su eficacia en un ensayo clínico realizado a un grupo de voluntarios con sobrepeso u obesidad, todos con resistencia a la insulina (pre-diabetes tipo 2) y síndrome metabólico a los que se administró al azar durante tres meses un placebo, bacterias vivas y bacterias pasteurizadas, sin que se reportara además ningún problema a la hora de la ingesta o de tolerancia ya que no hubo efectos secundarios.

Resultados esperanzadores

Y los resultados confirman lo que los científicos ya habían observado en ratones: la ingestión de la bacteria pasteurizada evitó el deterioro del estado de salud de los sujetos (pre-diabetes y/o riesgos cardiovasculares). Incluso observaron una disminución en los marcadores de inflamación en el hígado, una ligera disminución en el peso corporal de los sujetos (2,3 kg en promedio), así como una reducción de los niveles de colesterol. En contraste, los parámetros metabólicos (resistencia a la insulina o hipercolesterolemia) en sujetos con placebo continuaron deteriorándose con el tiempo.

Los expertos concluyen que el hallazgo ayudaría a reducir los factores de riesgo cardio-metabólicos y podría tener un impacto positivo en la mitad de la población si se usa adecuadamente. Este estudio piloto demuestra la viabilidad de administrar la bacteria 'Akkermansia' pasteurizada a los humanos en forma de suplemento alimenticio y allanan el camino para un estudio a gran escala, que confirmen los resultados y respalden la comercialización de las bacterias como complementos alimenticios para 2021.