Deporte y Vida

SALUD

Tatuajes de henna negra: peligro de irritación, ampollas, decoloración y cicatrices

henna, henna negra, enfermedades piel, salud, tatuajes, verano

as.com

Con la llegada del verano es frecuente encontrarnos con playas, ferias, mercadillos y otros eventos al aire libre en los que se ofrecen la realización de tatuajes temporales con henna.

Los tatuajes de henna se han convertido en una alternativa cada vez más frecuente para aquellos que no quieren o no están preparados para un resultado más permanente y un proceso ciertamente más doloroso. Se da la circunstancia de que con la llegada del periodo estival es habitual que en playas, ferias, mercadillos y otros eventos al aire libre, se ofrezca la realización de tatuajes temporales mediante la aplicación directa de Henna sobre la piel, sin inyección intradérmica.

Una práctica que a priori no debería suponer ningún tipo de inconveniente para la salud si se hace conforme al proceso que utiliza la henna natural, que se obtiene de las hojas y flores de un arbusto (Lawsonia inermis). El polvo que se obtiene de ellas es mezclado con distintos productos para formar una pasta de color marrón verdoso. Esta pasta debe estar en contacto directo con la piel tanto tiempo como sea posible para conseguir un tatuaje temporal de color rojo castaño, que durará sobre la piel unos tres o cuatro días.

Pero en los últimos años se ha detectado que en algunos casos se ha utilizado henna negra que ofrece resultados más brillantes, duraderos y atractivos. Y ahí radica el problema porque como hemos comentado antes la henna natural no es negra. Ese matiz se obtiene añadiendo a la henna natural otros colorantes, como la p-fenilendiamina o PPD, la cual se encuentra prohibida para su uso directo sobre la piel, dado que puede desencadenar reacciones alérgicas cutáneas graves y hacer que quienes se hayan expuesto queden permanentemente sensibilizados y puedan desarrollar en el futuro dermatitis alérgicas de contacto.

La sintomatología de estas reacciones alérgicas causadas por la henna negra puede aparecer hasta varias semanas después de su aplicación, pudiendo consistir en picor, enrojecimiento, manchas, ampollas o incluso la decoloración permanente de la piel y cicatrices en la zona donde se aplicó el tatuaje, requiriéndose en alguno de los casos atención médica urgente o incluso hospitalización.

Recomendaciones de la AEMPS

Por ello, como en años anteriores, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) advierte de los riesgos que estos productos presentan y emite las siguientes recomendaciones:

  • Tener precaución ante las ofertas para la realización de tatuajes temporales con Henna (dibujos sobre la piel, sin inyección intradérmica) que proliferan en verano en playas, mercadillos y otros eventos al aire libre.
  • Evitar los tatuajes temporales de color negro y aquellos en los que se ofrece una permanencia prolongada.
  • Si se te ha aplicado recientemente sobre la piel algún tatuaje temporal a base de Henna negra y presenta alguno de los síntomas descritos, acuda a un servicio médico.