Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Intolerable: el desperdicio de alimentos en los hogares españoles aumentó un 8,9%

desperdicios, fecha de caducidad, alimentos, basura, españa

as.com

Del volumen total de alimentos desechados en 2018, 1.127 millones de kg/l corresponden a productos sin utilizar y 212 millones a alimentos cocinados, unos datos que deberían sonrojarnos.

El desperdicio de alimentos en los hogares españoles aumentó un 8,9% en 2018. Dato para la preocupación. Tan inadmisible como sonrojante en un mundo en el que buena parte de la población no puede cubrir sus necesidades nutricionales y en el que la producción de alimentos, tanto de origen animal como vegetal, supone un porcentaje considerable de las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global y del cambio climático.

Según los datos recogidos en el Panel de cuantificación del desperdicio alimentario en los hogares, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los hogares españoles desperdiciaron entre enero y diciembre de 2018 un total de 1.339 millones de kg/l. de alimentos y bebidas, lo que supone un incremento de 109 millones de kg/l más que en el mismo periodo de tiempo del año anterior.

Datos más relevantes

La reducción del desperdicio de alimentos constituye uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, pero a tenor de lo que indican los datos, todavía queda mucho por hacer en nuestro país:

  • La tasa total de desperdicio, es decir, la proporción aproximada entre los alimentos desechados y el total de alimentos comprados, se sitúa en un 4,6% lo que supone un aumento del 0,3% respecto a 2017.
  • El aumento del desperdicio alimentario en los hogares se ha producido fundamentalmente por el repunte experimentado durante la primavera-verano de 2018 (10,5% de incremento), caracterizado por las altas temperaturas.
  • Del volumen total de alimentos desechados, 1.127 millones de kg/l. corresponden a productos sin utilizar y 212 millones a alimentos cocinados (recetas), un 15,8% del volumen del desperdicio.
  • Entre los productos sin utilizar que más se desperdician se encuentran las frutas y hortalizas y las verduras, con un 46% del volumen de productos sin utilizar, seguido de los derivados lácteos (13%).
  • Por el contrario, se han registrado disminuciones del desperdicio en el caso del pan (5%) y del pescado (2,3%).
  • Por lo que respecta a alimentos cocinados, los platos basados en legumbres, sopas, cremas y purés, y los platos con base de carne y con base de arroz son las recetas que más terminan en el cubo de la basura.
  • Los desperdicios más significativos en este apartado son las lentejas, ensalada verde y tortilla de patata.
  • Asimismo, 8 de cada 10 hogares reconocen tirar alimentos y bebidas a la basura.
  • En este ámbito, el 81,5% de los hogares tira productos tal y como los compraron, sin haber sufrido ningún tipo de elaboración.
  • Quienes desperdician productos sin utilizar son principalmente hogares familiares de hasta 49 años, con niños menores de 6 años o parejas sin hijos.