Deporte y Vida

SALUD

El sobrepeso a los 4 años puede duplicar el riesgo de presión arterial alta a los 6 años

sobrepeso, niños, obesidad infantil, salud, hipertensión

as.com

Un estudio liderado por el doctor Iñaki Galán, del Instituto de Salud Carlos III, confirma la necesidad de intervenir a edades tempranas para evitar el riesgo infarto e ictus en el futuro.

Cada vez son más las evidencias de que la importancia de monitorizar la salud a edades tempranas. En 2010, la epidemia de obesidad infantil afectó a 43 millones de niños en todo el mundo. Además, el sobrepeso y la obesidad han aumentado entre dos y tres veces en la edad preescolar en las últimas tres décadas. Al igual que en otros países del sur de Europa, España tiene una prevalencia muy alta de obesidad infantil.

Ahora, un nuevo estudio liderado por el doctor Iñaki Galán, del Instituto de Salud Carlos III, confirma la necesidad de intervenir en aspectos como el sobrepeso y la obesidad infantil para evitar el riesgo riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en el futuro.

El trabajo, publicado en el 'European Journal of Preventive Cardiology', concluye que los niños mayores de cuatro años con sobrepeso tienen el doble de riesgo de tener presión arterial alta a los seis años. La investigación de los expertos se centró en examinar la relación entre el exceso de peso y la presión arterial alta en 1.796 niños de cuatro años que fueron seguidos dos años más tarde.

Sobrepeso y presión arterial

Los resultados confirmaron que aquellos niños con exceso de peso nuevo o persistente según el IMC tenían 2,49 y 2,54 mayores riesgos de presión arterial alta, respectivamente en comparación quienes mantienen un peso saludable. De igual forma, los investigadores determinaron que quienes presentaban obesidad abdominal nueva o persistente, tenían un riesgo de presión arterial alta 2,81 y 3,42 mayores, respectivamente.

"El mito de que el exceso de peso en los niños no tiene consecuencias dificulta la prevención y el control de este problema de salud. Los padres deben ser más activos físicamente con los niños pequeños y proporcionar una dieta saludable. Las mujeres deben perder los kilos de más antes de quedarse embarazadas, evitar aumentar de peso durante el embarazo y dejar de fumar, ya que estos son factores de riesgo establecidos para la obesidad infantil", explica el doctor Iñaki Galán.

"Hay una cadena de riesgo, por la cual el sobrepeso y la obesidad conducen a la presión arterial alta, lo que aumenta la posibilidad de una enfermedad cardiovascular si se le permite seguir hasta la edad adulta”, concluye.