Deporte y Vida

SALUD

Estos tres factores pueden evitar 94 millones de muertes prematuras hasta 2040

muertes prematuras, sal, hipertensión, grasas trans, salud, harvard

as.com

Combatir la hipertensión arterial, reducir el consumo de sodio y eliminar las grasas trans de la dieta podría reducir drásticamente la incidencia de muerte prematura por enfermedad cardiovascular.

Un esfuerzo mundial y un trabajo conjunto para combatir la hipertensión afrterial, reducir el consumo de sodio y eliminar las grasas trans de la dieta podría hacer disminuir drásticamente la incidencia de muerte prematura por enfermedad cardiovascular en los próximos 20 años, según un nuevo estudio a cargo de expertos de la Universidad de Harvard. "Centrar nuestros recursos en la combinación de estas tres intervenciones puede tener un enorme impacto potencial en la salud cardiovascular hasta 2040", asegura el profesor Goodarz Danaei.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista ‘Circulation’, son concluyentes: mejorar el tratamiento de la hipertensión arterial al 70% de la población mundial podría prolongar la vida de 39,4 millones de personas; reducir la ingesta de sodio en un 30% podría evitar otros 40 millones de muertes y también podría ayudar a disminuir la presión arterial alta; y eliminar las grasas trans podría prevenir 14.8 millones de muertes prematuras.

Un gran desafío

"Estos son objetivos realistas que se ha demostrado que son alcanzables en escalas más pequeñas, pero necesitamos el compromiso global para lograr ampliar los programas de intervención a nivel mundial", explica Danaei, que reconoce que supone “un gran desafío”.

“Es necesaria una variedad de programas y políticas para reducir las muertes prematuras relacionadas con enfermedades cardiovasculares y obliga a los países a comprometer recursos adicionales para mejorar la capacidad y la calidad de la atención sanitaria. Pero análisis previos y algunos casos de éxito demuestran que se puede conseguir”, concluye el experto de Harvard.