Deporte y Vida

VERANO

Así debes proteger a los niños del sol desde ya

niños sol

as.com

Menores de 3 años, extremar las precaucioens; bebés, lejos del sol desde las 11 a las 16 horas; que no falte agua, protección solar 50+, gorras y gafas de sol para proteger una piel aún inmadura ante el sol.

Si tus hijos o sobrinos van al parque estos días, debes saber que es ya el momento de llevar gorra siempre, protección solar y botellas de agua fresca. En un trío de básicos para niños que deberías copiar tu también, pero sobre todo debes cuidar la delicada piel de los niños y sentar las bases de unos buenos hábitos.

No significa que no vayas al parque, para nada, pero acudir protegido será el mejor regalo que puedes hacer a la piel de un niño antes de que llegue el verano y tengas que lamentar las primeras quemaduras, reacciones alérgicas, y manchas futuras. Te contamos con los expertos por qué es tan importante.

Por qué debes extremar las precauciones con el sol en los niños más pequeños

"Hasta los tres años los niños tienen el sistema de defensa cutáneo inmaduro, lo cual hace que sean muy vulnerables frente al sol; por lo tanto, está fuertemente desaconsejado exponerlos directamente al sol", nos cuentan desde Mustela.

"Si no puedes evitar llevar a tu bebé a un lugar soleado, debes tomar todas las precauciones necesarias para proteger su delicada piel. Una protección solar adaptada, con productos formulados y desarrollados específicamente para poder ser usados desde el nacimiento de índice SPF adecuado (50+)", nos aconsejan.

Cuándo no exponer a los bebés y niños al sol

"Los solares Mustela pueden usarse desde el nacimiento, sobre todo cuando se va de paseo, para proteger la cara, manos y las zonas descubiertas, incluso a la sombra o en el cochecito, siempre siguiendo las recomendaciones de exposición al sol para niños y evitando exponer al sol directamente (especialmente entre las 11 horas y las 16 horas) a los niños menores de 3 años, darles de beber regularmente, aplica el protector solar 10 minutos antes de la exposición para que dé tiempo a formar una barrera protectora más eficaz e hidratar la piel de tu hijo al final del día usando un producto post-solar específico para bebés y niños", nos cuentan a Deporte y Vida.

"Además, de aplicar un protector solar específico para bebés y niños, hay que completar la protección con una camiseta que filtre bien la radiación UV, un sombrero o gorra de ala ancha y gafas de sol adecuadas (norma CE, categoría UV3 o 4, con montura ancha o en forma de máscara). Hay que aplicar el protector solar incluso en días nublados. Las nubes pueden atenuar la sensación de calor pero no filtran los rayos UV", añaden.