Deporte y Vida

SALUD

OCU pide la retirada de dos cremas de protección solar infantil

ocu, cremas solares, aemps, isdin, babaria

as.com

La Organización de Consumidores y Usuarios ha solicitado la retirada del mercado de una crema de la marca ISDIN y otra de la marca Babaria por tener supuestamente un factor de protección menor al que se indica.

Fiel a su cita anual, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado un análisis comparativo entre diferentes cremas solares para comprobar si ofrecen el índice anunciado y, por lo tanto, protegen la piel en la medida que prometen. Se da la circunstancia en esta ocasión, OCU se ha centrado en estudiar 17 cremas solares infantiles con factor de protección solar muy alto (SPF 50+) y con presentación en formato pulverizador (“pistola”, espray, aerosol o pulverizador).

Las cremas han sido sometidas a dos pruebas de laboratorio siguiendo las normas estandarizadas europeas. Por un lado, una prueba de cálculo del SPF in vivo en condiciones estandarizadas y controladas (el SPF indica el nivel de protección frente a los rayos UVB) y, por otro, una prueba in vitro para medir la radiación UVA capaz de traspasar una capa de crema de un determinado espesor”, explica OCU en un comunicado.

De las cremas analizadas, según las pruebas, dos de ellas tienen un factor de protección frente a los rayos UVB inferior al anunciado. El primer caso, y “el más grave” -en opinión de OCU-, es el de la crema ISDIN Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+, que solo ofrece protección “media” y no “muy alta”, como se indica en el etiquetado. El segundo caso es el de la crema solar Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+, que “debería estar etiquetada como SPF 30, ya que solo ofrece protección alta”. “En cuanto a la radiación UVA, solo ISDIN falla también en esta prueba, ofreciendo menos protección de la recomendada”, añade OCU.

La Organización de Usuarios y Consumidores ha puesto en conocimiento de la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) los resultados del análisis para que haga también las pertinentes pruebas, y ha solicitado que, de confirmarse, se proceda “a la retirada y el cese de comercialización y utilización, por el riesgo potencial que supone su uso para la salud de los consumidores”.

ISDIN sale al paso de las acusaciones

Por su parte, una de las dos marcas implicadas, ISDIN, cuyo caso reviste supuestamente mayor gravedad, ha emitido un comunicado en el que pone en duda las pruebas de laboratorio realizadas por OCU y asegura que “las características del producto que se hacen constar en su publicidad y presentación comercial, entre las que se encuentran el Factor de Protección Solar (SPF) y el UVA-PF, se corresponden absolutamente con los resultados arrojados por estudios realizados por entidades de certificación especializadas, independientes y de gran prestigio”.

ISDIN alega igualmente que a pesar de que le ha hecho llegar a la OCU estos estudios independientes, “no han sido tenidos en cuenta en ningún momento por la entidad a la hora de preparar su informe sobre protectores solares” además de no haber respondido al requerimiento por parte de la marca para que les facilitara “una copia del estudio en el que supuestamente se obtuvo un SPF y un UVA-PF inferior al indicado en el etiquetado del Producto por lo que ISDIN no ha podido verificar ni la metodología,ni la ejecución, ni la coherencia de los resultados de este estudio.

El consumidor puede puede estar seguro de que las afirmaciones que aparecen en el pack del Producto están avaladas por Estudios Independientes elaborados por entidades de certificación de primer nivel. desde el lanzamiento del Producto en el año 2015, los servicios de cosmetovigilancia de ISDIN no han registrado consulta, reclamación o denuncia significativa de particulares o consumidores referidas a la falta de seguridad o eficacia del Producto”, concluye.