Deporte y Vida

SALUD

Dispepsia gástrica o gastritis: causas, síntomas y prevención

estómago, gastritis, dolor, síntomas, causas

as.com

Es uno de los problemas gástricos más frecuentes en el que intervienen diferentes causas que van desde una alimentación poco equilibrada y saludable hasta factores como el estrés.

El tabaco, el alcohol, el estrés, incluso la depresión son algunos de los condicionantes que aumentan los problemas gástricos. Muchas veces la dispepsia gástrica, también conocida como gastritis o indigestión, puede venir provocada por unos estilo de vida poco saludable que produce inflamaciones superficiales de la mucosa del estómago. Un simple cambio de hábitos puede ser determinante para evitar el problema.

“La dispepsia gástrica, al igual que el colon irritable, son dos entidades muy frecuentes, que cursan de forma crónica, para las cuales se dispone de tratamientos que pueden mejorar los síntomas, y depende mucho del paciente que esta patología merme con unos hábitos saludables y siguiendo las indicaciones del facultativo a rajatabla. Es una afección muy común en la actualidad que en ocasiones puede llegar a convertirse en una patología que altera la calidad de vida de los pacientes de forma significativa”, explica el doctor José María Huguet, especialista de digestivo del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo de Valencia.

Las causas de la gastritis son numerosas y es necesario identificar cuál de todas es la que genera el problema que se presenta en la actualidad. Suele tener mucho que ver con la bacteria Helicobacter Pylori, pero además de unos hábitos de vida poco saludables, el estrés juega un papel determinante. “Las personas que están bajo estrés presentan una mayor sensibilidad visceral a los ácidos gástricos. En ocasiones se puede asociar a otras entidades como la fibromialgia. También la predisposición genética podría tener un papel, pero esta situación está por demostrar”, explica el especialista.

Síntomas de la dispepsia

  • Dolor punzante en el estómago.
  • Ardor.
  • Digestiones lentas y pesadas.
  • Náuseas o vómitos,
  • hinchazón de abdomen.

Cómo prevenir la gastritis

  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco,
  • Comidas fritas, comidas instantáneas y precocinadas, y aquellas
  • Alimentos con mucho azúcar.
  • Reducir el consumo de café y comidas picantes y con mucha grasa
  • Una dieta para la adevuada, debe incluir alimentos no procesados y aquellos que sean bajos en grasas.
  • También es recomendable hacer varias comidas al día (5-6) y que estas no sean copiosas.
  • La dieta mediterránea es la idónea para estos pacientes.

“Su tratamiento genérico es la toma de medicamentos que reduzcan la acidez del estómago, también se utilizan fármacos llamados procinéticos, que son fármacos que ayudan a mejorar la sensación de digestión lenta. La determinación de la bacteria Helicobacter Pylori y su eliminación si está presente (mediante antibióticos y antisecretores) puede mejorar los síntomas en algunos pacientes. En ocasiones se utilizan fármacos ansiolíticos y antidepresivos a bajas dosis con el fin de disminuir la ‘sensibilidad visceral que está aumentada en estos pacientes”, concluye el doctor Huguet.