Deporte y Vida

NUTRICIÓN

El aguacate posee efectos saciantes y puede ser eficaz para combatir la obesidad

aguacate, nutrición, propiedades, salud, obesidad, sacienate, hambre

as.com

Una investigación del Instituto de Tecnología de Illinois (EEUU) concluye que el aguacate puede suprimir el hambre y aumentar la sensación de plenitud y la satisfacción durante un período de seis horas.

El aguacate es un alimento al alza a pesar de que algunas voces denuncian que su cultivo no es sostenible y el control que algunas mafias ejercen sobre su producción genera violencia en alguno de los principales países productores como Perús, Chile o México. Pero lo cierto es que su contenido en aceites vegetales ricos en omega-3, en minerales, vitaminas, proteínas o fibra le convierten en un ingrediente de innegable valor para el cuidado del organismo lo que, unido a su sabor y a las posibilidades que ofrece en gastronomía como parte de una dieta saludable y equilibrada.

Ahora, un nuevo estudio a cargo de expertos del Centro de Investigación sobre Nutrición en el Instituto de Tecnología de Illinois (Estados Unidos), concluye que las comidas que incluyen aguacate fresco como sustituto de los carbohidratos refinados pueden suprimir significativamente el hambre y aumentar la satisfacción en adultos con sobrepeso y obesos.

El estudio, publicado en la revista 'Nutrients', evaluó en un ensayo clínico los efectos fisiológicos de la inclusión de aguacates, de la variedad Hass sobre el hambre, la sensación de plenitud y la satisfacción de seis horas de 31 adultos con sobrepeso y obesos. La investigación también concluye que los cambios registrados limitan la insulina y la glucosa en sangre, reduciendo el riesgo de diabetes enfermedadaes cardiovasculares, precisamente por el contenido en grasas y fibras saludables del aguacate.

La importancia de los carbohidratos

"A lo largo de los años, las grasas han centrado el esfuerzo para combatir la obesidad, pero debemos prestar también atención a los carbohidratos por su incidencia en la regulación del apetito y el control del peso. Somos conscientes de que no existe una solución de ‘talla única’ para todos cuando se trata de la composición óptima de las comidas para controlar el hambre. Sin embargo, comprender la relación entre la química de los alimentos y sus efectos fisiológicos en diferentes poblaciones puede ayudarnos a abordar el control del apetito y reducir las tasas de obesidad", concluye Britt Burton-Freeman, directora del Centro de Investigación en Nutrición de la institución norteamericana.