Deporte y Vida

SALUD

Reemplazar 30 minutos de estar sentado por ejercicio físico disminuye el riesgo de muerte

sedentarismo, ejercicio físico, salud, riesgo de muerte

as.com

Un estudio de la American Cancer Society (ACS) confirma la importancia de realizar actividades físicas, ya sean ligeras, moderadas o vigorosas, para combatir el sedentarismo.

"Haz algo cada día. No te sientes en el sofá a comer patatas y no hacer nada. Todo el mundo tiene 24 horas al día. Tienes que decidir cómo quieres pasar por la vida. Sal a entrenar”. Estas palabras pronunciadas por Arnold Schwarzenegger el pasado mes de septiembre en Barcelona, con motivo de la feria 'Arnold Classic Europe', tienen un respaldo científico.

Y es que un nuevo estudio, con el sello de la American Cancer Society (Sociedad Americana de Cáncer), concluye que reemplazar una media hora de tiempo de estar sentado por un poco de ejercicio físico se asocia con una reducción de hasta casi un 50% en la mortalidad prematura entre la población menos activa.

Mayor beneficio en personas menos activas

La investigación, publicada en el 'American Journal of Preventive Medicine', tuvo en cuenta los datos de 92.541 participantes en la Cohorte de Nutrición del Estudio de Prevención del Cáncer de ACS a lo largo de 14 años y arroja los siguientes datos:

· Entre los menos activos, sustituir 30 minutos de sedentarismo (ver la tele o leer, entre otros) por una actividad física ligera se relacionó con un riesgo 14% menor de muerte prematura.

· Quienes realizaron una actividad física de moderada a vigorosa vieron disminuido o de muerte hasta un 45 por ciento.

· El reemplazo de una media hora de tiempo sedentario con actividad física ligera se asoció con una reducción del 6 por ciento en la mortalidad entre aquellos que eran moderadamente activos;

· Por su parte, el reemplazo de 30 minutos de tiempo sentado con actividad física de moderada a vigorosa se asoció con una reducción de la mortalidad del 17 por ciento en este grupo.

Caminar despacio, jugar al billar, pescar y hacer tareas domésticas livianas como cocinar, quitar el polvo, planchar, doblar la ropa o lavar los platos son algunas de la actividades físicas contempladas en el estudio que pueden reportar, por leves que sean, beneficios a quien las practica. Ya lo dijo Schwarzenegger. No te sientes en el sofá a comer patatas.