Deporte y Vida

EMBARAZO

Qué es la superfetación y por qué supone algo excepcional

superfetación, embarazo múltiple, salud, fecundación in vitro, reproducción asisitida

as.com

Una británica queda embarazada de gemelos de forma natural y de un bebé mediante fecundación in vitro en el plazo de una semana, lo que supone el úndecimo caso documentado en la comunidad médica.

Su nombre es Beata Bienas, es británica y ha pasado de no poder quedarse embarazada a dar a luz a tres niños, unos gemelos concebidos de forma natural y un bebé mediante fecundación in vitro (FEV). Un extraño caso, escasamente documentado hasta la fecha en la comunidad médica, que se conoce por el nombre de superfetación.

La feliz madre de tres criaturas padecía de ovarios poliquísticos, obesidad y una alteración de la ovulación, tres factores motivo de infertilidad que le hizo someterse, tras ocho años tratando de quedar embarazada de foma natural, a una FEV. “Este tipo de pacientes pueden pasar mucho tiempo sin ovular y cuando reciben un estímulo hormonal externo, se activa un número muy elevado de folículos, con el consiguiente riesgo de gestaciones múltiples”, explica el doctor César Lizán, director médico de Clínicas Eva y experto en reproducción asisitida.

“Aunque nos encontramos ante un caso verdaderamente raro porque no es habitual que el endometrio, el tejido que recubre la pared interna del útero, se mantenga tanto tiempo receptivo”, añade el doctor Lizán, que tiene claros cuáles han podido ser los motivos en el caso de superfetación de la británica.

“Lo que probablemente ha sucedido es que algún folículo no se ha extraído durante la punción ovárica y ha ovulado de forma natural. Si eso coincide con las relaciones sexuales de la paciente y con la transferencia de embriones procedentes del tratamiento, pueden convivir una gestación in vitro con una natural. De ahí los tres bebés finalmente nacidos”, asegura el experto.

Otro caso excepcional

Al igual que sucede en el caso de la superfetación comentada, también pueden producirse embarazos múltiples con algo de discordancia, aunque a través de dos fecundaciones próximas en el tiempo, pero ambas logradas de manera natural. Esta situación, también excepcional, y sucede cuando se ovula más de un ovocito en un ciclo natural y no exactamente en la misma fecha. En ambos casos, el embarazo está considerado de alto riesgo y los controles durante la gestación y al nacer los bebés están a la orden del día.