Deporte y Vida

SALUD

10 pautas imprescindibles para lograr unos hábitos de vida saludables en 2019

dieta, nutrición, salud, ejercicio físico, fitness, deporte, hábitos de vida saludables

as.com

A las puertas de adentrarnos en un nuevo año, muchos ya han comenzado a elaborar su tradicional lista de propósitos en la que no puede faltar una alimentación equilibrada y hacer ejercicio.

A nadie se le escapa a estas alturas que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en un verdadero problema en la sociedad actual que está adoptando tintes de epidemia. Ambos son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer por lo que es necesario trazar un plan de acción para reconducir la situación porque es posible.

A pocos días de que que concluya el año y en medio de las Navidades, época de excesos por antonomasia, es necesario comenzar a hacer propósito de enmienda para evitar posibles contingencias en el futuro. Pero de verdad. No basta con tener la intención. Hay que pasar de las palabras a los hechos porque nuestra salud puede verse comprometida y no es tan complicado adoptar una serie de hábitos mejoren nuestra calidad de vida.

10 pautas para lograr unos hábitos de vida saludables

Así pues, si entre tus propósitos para el nuevo año ya se encuentra el de poner tu salud en lo más alto de la lista de prioridades, compartimos una serie de consejos básicos encaminados a que sepas lo que debes y no debes hacer. Como podrás comprobar no hay recetas milagrosas y sí mucho sentido común.

1. Seguir una dieta variada de alimentos ricos en diferentes nutrientes. Ningún alimento contiene todos los nutrientes necesarios por lo que es necesario incorporar a nuestra dieta diferentes tipos como trigo, maíz, arroz, legumbres, mucha fruta fresca y verduras, así como alimentos que aporten las proteínas necesarias, ya sean de origen animal o vegetal.

2. Limitar la ingesta de grasa saturada, colesterol, azúcar, sal y alcohol. En el caso del azúcar, lo ideal es reducir su consumo a menos del 5% de la ingesta calórica total, uno 25 gramos como mucho. En el caso de la sal la OMS recomienda un consumo máximo de 5 gramos al día, el equivalente a una cucharadita.

3. Empezar el día con un desayuno completo formado por lácteos desnatados, fruta y cereales, preferiblemente integrales.

4. Cinco comidas al día. Tres principales y dos tentempiés a media mañana y a media tarde. Hay que intentar no pasar más de 3 ó 4 horas sin ingerir nada, es necesario cuidar la cantidad de las raciones y evitar cenar tarde para favorecer el ciclo del sueño.

5. Consumir cinco raciones diarias de frutas, verduras y hortalizas. Estamos hablando más o menos de unos 400 gramos en total.

6. Seleccionar y consumir preferiblemente piezas magras de carnes y aves, y evitar las carnes rojas.

7. Consumir pescado al menos dos veces por semana, y preferiblemente pescado azul.

8. Elegir preferiblemente cereales integrales.

9. Limitar la frecuencia de consumo de bebidas azucaradas, de platos precocinados y de comida rápida. La mayoría de esos productos superan los límites recomendados de azúcar, sodio, grasas refinadas o calorías.

10. Hacer ejercicio físico. En función de las posibilidades y circunstancias de cada uno. No hace falta exprimirse en el gimnasio o largas sesiones de entrenamiento. Puede bastar con caminar 30 minutos al día.

Por último, aunque no se refiere estrictamente a una dieta equilibrada o a hacer ejercicio, dejar de fumar, si es tu caso, es otro los propósitos que deberían encabezar tu lista. No hay ningún beneficio asociado y sí innumerables consecuencias nocivas para tu salud.

0 Comentarios

Normas Mostrar