Deporte y Vida

SALUD

El ejercicio físico puede ser tan eficaz como los medicamentos para combatir la hipertensión

salud, hipertensión arterial, ejercicio físico

as.com

Caminar, correr, montar en bicicleta, nadar, entrenamientos con intervalos de alta intensidad y ejercicios para mejorar la resistencia y la fuerza han demostrado su eficacia para bajar la presión arterial.

Cada vez más son los motivos para practicar algún tipo de deporte si sufres de hipertensión. El último tiene que ver con una investigación a cargo de expertos de la London School of Economics and Political Science que otorgan la misma eficacia al ejercicio físico para luchar contra la hipertensión que a los fármacos prescirros a tal efecto.

Los resultados del estudio, publicados en la revista médica ‘British Journal of Sports Medicine’, confirman que, si bien los pacientes que sufren esta patología no deben abandonar su medicación, si es muy recomendable que incluyan entre sus hábitos caminar, correr, montar en bicicleta, nadar, entrenamientos con intervalos de alta intensidad o ejercicios para mejorar la resistencia y la fuerza, entre otros.

La presión arterial alta, que así está indicada en adultos cuando está por encima de 140 mm Hg, es una patología muy frecuente que aumenta con la edad y que en el caso de la población inglesa su prevalencia se ha visto aumentada en un 50 % entre 2006 y 2016 a tenor del incremento de medicamentos recetados en ese período de tiempo.

No abandonar la medicación

Los investigadores también han podido concluir que cuanto mayores son los niveles de presión arterial, más efectivos demuestran ser los ejercicios físicos, aunque en ningún caso abogan por abandonar la medicación puesto que intervienen más factores.

"No creemos, sobre la base de nuestro estudio, que los pacientes deban dejar de tomar sus medicamentos antihipertensivos. Pero esperamos que nuestros hallazgos aporten información a las discusiones basadas en la evidencia entre los clínicos y sus pacientes", asegura Huseyin Naci, principal autor de estudio que contempló en su investigación 194 ensayos clínicos que analizan el impacto de los fármacos en la reducción de la presión arterial sistólica y 197 ensayos que evalúan el impacto del ejercicio estructurado involucrando a un total de 39.742 personas.

"Una cosa es recomendar que los médicos comiencen a prescribir ejercicios a sus pacientes, pero también debemos ser conscientes de las implicaciones de los recursos y asegurar que los pacientes que han sido derivados a intervenciones de ejercicios puedan adherirse a ellos y realmente obtengan beneficios", concluye Naci.

0 Comentarios

Normas Mostrar