Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Aguacate: la fruta que se encuentra en el ojo del huracán

aguacate, polémica, nutrición, salud

as.com

Hay quienes le han declarado abiertamente la guerra en los últimos tiempos por ciertas connotaciones que nada tienen que ver con los beneficios que aporta y sí con su modelo productivo y comercial.

Occidente, o ciertas zonas al menos, ha comenzado a librar una batalla que tiene al aguacate como principal protagonista. A nadie se le escapa a estas alturas que nos encontramos ante una fruta cuyo auge en los últimos tiempos es más que aparente, aumentando su demanda y consumo gracias, en gran medida, a su aporte nutricional y a los beneficios que aporta.

Su contenido en aceites vegetales ricos en omega-3, en minerales, vitaminas, proteínas o fibra le convierten en un ingrediente de innegable valor para el cuidado del organismo lo que, unido a su sabor y a las posibilidades que ofrece en gastronomía como parte de una dieta saludable y equilibrada, han provocado que podamos hablar abiertamente de un alimento de moda.

¿Polémica desproporcionada?

Y ahí radica el problema para algunos. Como es el caso del chef irlandés JP McMahon, con una estrella Michelín, y varios restaurantes en Gran Bretaña para los que el cultivo del aguacate no es sostenible y el control que algunas mafias ejercen sobre su producción genera violencia en los países de procedencia, en este caso, Chile, Perú o México, principal exportador a nivel mundial.

Para JP McMahon no dejan de ser “los diamantes de sangre de México”, como aseguró a Independent, que tienen un importante “impacto en forma de deforestación o violencia en las zonas donde se cultiva”. Argumento que también han esgrimido otros establecimientos para retirarlos de su carta. Tal es el caso del Wild Strawberry Cafe, que recientemente compartió en su perfil de Intagram un completo alegato que trataba de justificar la decisión adopatada.

Ver esta publicación en Instagram

Dear customers, we have some news for you. As of today, we will no longer be serving avocado in the yurt. This.is.not.a.joke. 🥑 Controversial? Absolutely...We’re as acquainted as the next person to our weekly intake of smashed avocado toast but this is something we have thought long and hard about. Let us explain... 🥑🥑 1. Seasonality. Locally sourced ingredients have been woven into our identity from day one. Whether it’s our home grown courgettes, apples or pumpkins, our menu flexes with the seasons as we let the produce of the Chilterns and surrounding areas inspire and inform our recipes. All our meat is sourced within 25 miles, we use local yoghurt, eggs, Chiltern rapeseed oil, to name but a few. There will always be exceptions, we do not claim never to use a pinch of an Indian spice, a drizzle of Italian olive oil, or a crumble of Greek feta. These are all beautiful things and arguably there is not a local alternative, nor would we want one. Our cooking is inspired by many of the cuisines of the world and it would be contrite to think it should be any other way. However, the sheer quantity in which avos were being consumed was making us feel uneasy as they were so at odds with our local ethos. We believe in this and want to truly practise what we preach. 🥑🥑🥑 2. Food miles. it doesn’t take a genius to work out that food tastes better when it hasn’t been flown 5000 miles. But more importantly, at a time when climate change concerns have never been more real, transporting ingredients in fuel guzzling planes from Central and South America, Africa and beyond just to satisfy our whim for the latest food trend, when we have a plentiful supply of perfectly delicious, nutritious food on our doorstep is just plain wrong. 🥑🥑🥑🥑 3. Sustainability. The Western world’s obsession with avocado has been placing unprecedented demand on avocado farmers, pushing up prices to the point where there are even reports of Mexican drug cartels controlling lucrative exports. Forests are being thinned out to make way for avocado plantations. Intensive farming on this scale contributes to greenhouse emmisions by its very nature & places pressure on local water supplies.

Una publicación compartida de Wild Strawberry Cafe (@wildstrawb_cafe) el

La injusticia de generalizar

El problema de este tipo de actitudes es que no todo el cultivo de aguacate está sujeto a las mismas condiciones. Sin ir más lejos, la comarca malagueña de la Axarquía produce aguacates de primera calidad que nada tienen que ver con las situaciones que se denuncian principalmente desde Gran Bretaña.

De igual forma, los restauradores que ponen en el ojo del huracán una fruta con los beneficios del aguacate deberían replantearse de igual modo si todos los productos que ofrecen en sus establecimientos cumplen sus estándares éticos o si ellos mismos son ejemplo de lo que predican. De lo contrario podrían incurrir en serias contradicciones. Y en el camino, sembrar dudas sobre determinados alimentos. Porque si se combate a un producto desde la convicción ética, deberían ponerse en tela de juicio muchos otros. Y no lanzar la piedra y esconder la mano.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar