Deporte y Vida

SALUD CAPILAR

Pros y contras del trasplante capilar: todo lo que necesitas saber para recuperar tu pelo

calvicie, alopecia, caída cabello, daño cutáneo, trasplante capilar, injerto cabello, FUSS, FUE

Juan Manuel Serrano Arce

Getty Images

Si sufres calvicie puede que haya llegado el momento de ponerle remedio mediante un trasplante capilar para lo que es necesario que tengas en cuenta una serie de ventajas e inconvenientes.

Asumirla o combatirla. Esas son las dos opciones cuando la calvicie hace acto de presencia. Si notas el pelo más fino y más claro, seguido de la pérdida de volumen y densidad capilar, tendrás el primer indicio de que algo está pasando en tu cabeza. Pero no es ningún drama. O al menos no debería de serlo.

La pérdida del cabello responde a diversos motivos que tienen que ver con factores hormonales y hereditarios (alopecia androgenética), aunque también con otros que hacen referencia al estrés, a determinados tratamientos médicos o a unos malos hábitos relacionados con el estilo de vida. Y afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque obviamente son ellos quienes más expuestos están.

Afortunadamente ya no nos encontramos en una época en la que ser calvo es un estigma y se vive señalado por ello. Más bien al contrario. Cada vez son más los hombres que lo adoptan como un rasgo distintivo que les caracteriza y forma parte de su estilo. Asumen con naturalidad su condición y están plenamente orgullosos de quienes son, independientemente de si tienen más o menos pelo.

Pero puede que ese no sea tu caso y estés completamente decidido a lucir melena por una cuestión estética o relacionada con la autoestima. En ese caso, estás de enhorabuena porque los avances en los últimos años son evidentes, las opciones son variadas y los resultados bastante satisfactorios.

Pros y contras del trasplante capilar (en general)

Obviamente, el primer paso es comprobar si eres o no un buen candidato al trasplante capilar e informarte bien de los pros y contras de cada técnica, aunque hay determinados aspectos que son comunes:

· No deja de ser una intervención quirúrgica, aunque poco invasiva.

· Se emplea anestesia local por lo que no es dolorosa.

· El postoperatorio puede ser más o menos molesto en función de la técnica escogida.

· Al ser tu propio donante, las posibilidades de rechazo son mínimas.

· Proceso muy rápido en general. En uno solo día se puede llevar a cabo, aunque depende.

· Estás expuesto a sufrir infecciones o inflamaciones.

· El desembolso económico es importante. Y decidas lo que decidas, es probable que la inversión mínima ya sea un buen pellizco que supere los 5.000 euros.

· No es un proceso inmediato. Tardarás semanas o meses en ver los resultados. Pero llegarán.

· Puede que sea necesario que te rapes.

FUSS versus FUE

En la actualidad, estas son las técnicas de trasplante capilar más extendidas y que mejores resultados ofrecen. No se puede afirmar categóricamente que una es mejor que la otra y, como sucede en muchas ocasiones, depende de la situación. En este sentido, conviene dejarse aconsejar por la opinión del experto encargado del proceso ya que será quien mejor pueda orientarte a la hora de tomar una decisión.

FUSS (Follicular Unit Strip Surgery)

Esta técnica se conoce como la ‘tira’ y con ella extrae de la parte donante, normalmente la nuca o los laterales, una línea completa de cuero cabelludo con piel de entre 15 y 20 cm de longitud por 1 cm de ancho aproximadamente:

· Es la técnica más económica.

· Ideal para tratar grandes extensiones afectadas.

· La tasa de supervivencia de los folículos es mayor.

· Deja una pequeña cicatriz en la zona donde se extrae la ‘tira’.

· Más molesta y dolorosa.

· El postoperatorio es más tedioso.

· La densidad en el crecimiento es mayor.

· Es necesario un periodo de reposo.

FUE (Follicular Unit Extraction)

A esta técnica se la conoce como ‘pelo a pelo’ y es la más avanzada. Consiste en extraer de la zona donante, nuca o laterales, uno a uno para su injerto cada folículo, que puede contener uno o más pelos:

· Es mucho más cara.

· No hay cicatrices.

· El postoperatorio es más llevadero.

· El periodo de reposo es inexistente salvo que te indiquen lo contrario.

· Los folículos pilosos tienen una tasa de supervivencia menor.

· Cabe la posibilidad de que te tengas que rapar el pelo.

· Es difícil la repoblación total.

· Se tarda más tiempo en realizar el injerto.

· Esta técnica permite realizarse injertos capilares en otras zonas como la barba o las cejas.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar