Deporte y Vida

SALUD

Running: desmontando 6 falsos mitos sobre el cuidado de los pies

podología, cuidado de los pies, salud, running, runners, atletismo, correr, entrenar, maratón

as.com

A la hora de correr, bien por afición o porque se va a participar en algún tipo de competición, conviene prestar atención a todo lo que se refiere al cuidado de los pies, a los que rodean falsos mitos.

Si eres un habitual del running o del atletismo estarás más que familiarizado con el cuidado de tus pies, puesto que son vitales para el deporte que practicas y conviene mantenerlos siempre en perfectas condiciones. Pero si eres nuevo en estas lides y entre tus propósitos se encuentra comenzar a correr, o has empezado hace poco tiempo, es necesario que tengas en cuenta una serie de recomendaciones que no debes pasar por alto.

En particular debes concocer una serie de falsos mitos que rodean al running en lo que al cuidado de los pies se refiere y sobre los que Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunitat Valenciana (ICOPCV) incide para que practiquemos este deporte con las máximas garantías ya que algunas creencias populares son erróneas y en lugar de favorecer la salud de los pies, podrían dañarla.

6 falsos mitos sobre el cuidado de los pies

Así pues, si eres un corredor novel y tienes dudas, toma nota porque los siguientes 6 falsos mitos puede suponer que ames el running o que lo odies a las primeras de cambio:

1. No cortar las uñas hasta después de una competición. Al contrario. Lo recomendable es cortarlas una semana antes de la competición y hacerlo siguiendo la propia forma de la uña para que no sean excesivamente rectas, ya que podrían clavarse en los lados y producir los dolorosos uñeros.

2. Las zapatillas no deban lavarse. Otro disparate que hay que aclarar. Se aconseja hacerlo siempre después de su uso para eliminar gérmenes o pequeños insectos que pueden provocar problemas dérmicos. Basta con utilizar productos específicos o un paño húmedo con un desinfectante para materiales sintéticos.

3. No pasa nada si corres con zapatillas nuevas. Es obvio que lo aconsejable es que el pie se adapte al calzado a través del uso para evitar molestias, rozaduras y que la pisada no se vea afectada. Si vas a competir, hazlo con unas zapatillas a las que les hayas hecho un buen rodaje y si estrenas unas para entrenar, procura no recorrer largas distancias.

4. Los calcetines dan igual. Falso. Es mejor utilizar calcetines que no llevan costuras y de composición mixta (sintéticos y de algodón). El material sintético es más elástico y permite transpirar mejor el pie, mientras que el algodón favorece la absorción del sudor y el confort.

5. No hace falta usar plantillas para competir. Puedes intentarlo pero0 ,en este caso, es conveniente consultar a un podólogo. Es posible que un estudio biomecánico y de la pisada aconseje su uso para compensar los puntos de presión durante la marcha y evitar la aparición de lesiones como sobrecargas musculares, tendinitis o fascitis plantar.

6. Atar los cordones no es determinante. Parece increíble que siquiera alguien se plantee no atarse las zapatillas adecuadamente, pero pasa. Es algo fundamental a la hora de afrontar una competición o entrenamiento, pues mediante el anudado se consigue la sujeción de la parte superior del pie y se evita que se deslicen dentro del calzado, pudiendo generar roces, o soltándose y provocando inestabilidad.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar