Deporte y Vida

SALUD

El entrenamiento de resistencia ayuda a envejecer mejor que el de fuerza

entrenamiento, resistencia, fuerza, HIIT, salud, envejecimiento, envejecimiento celular

También el entrenamiento por intervalos de alta intensidad (HIIT) se muestra más eficaz a la hora de ralentizar o incluso revertir el envejecimiento celular que el efectuado con pesas.

Una investigación conjunta entre científicos de las universidades alemanas de Leipzig y Saarland ha pretendido arrojar luz sobre qué tipo de entrenamiento es más adecuado para envejecer mejor comparando tres tipos de ejercicios que responden a dinámicas diferentes: entrenamiento de resistencia, entrenamiento por intervalos de alta intensidad (HIIT por sus siglas en inglés) y entrenamiento de fuerza, aunque los dos primeros comparten ciertas similitudes.

Y los resultados del estudio, publicados en el 'European Heart Journal', no dejan lugar a la duda ya que los investigadores, liderados el profesor Ulrich Laufs, de la Universidad de Leipzig, y el doctor Christian Werner, de la Universidad de Saarland, han podido comprobar que el entrenamiento de resistencia y el de HIIT inciden sobre la forma en que las células envejecen, ralentizando e incluso inviertiendo el proceso. A direfrencia de lo que ocurre con el entrenamiento de fuerza, que no muestra ningún tipo de efecto al respecto.

Telómeros y telomerasa

Así pues actividades como correr, nadar, el esquí de fondo o montar en bicicleta, entre otras, ayudan a envejecer mejor que el ejercicio de fuerza, que implica el entrenamiento con pesas. Esto se debe a que este tipo de ejercicios tienen un efecto directo sobre una secuencia del ADN llamada telomero, que cubre los cromosomas y evita su deterioro. Proceso en el que participa también una proteína llamada telomerasa. Y es el ejercicio de resistencia y el de HIIT el que provoca que los telómeros sean más largos y haya un mayor actividad de la telomerasa, lo que se asocia con un envejecimiento saludable.

"Nuestro principal hallazgo es que los voluntarios que realizaron entrenamiento de resistencia y de alta intensidad, tuvieron aumentos en la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros, que son importantes para el envejecimiento celular y la capacidad de regeneración y, en definitiva, para un envejecimiento saludable. Curiosamente, el entrenamiento de fuerza no ejerció estos efectos", asegura el profesor Ulrich Laufs.

¿Cómo fue el entrenamiento de los tres grupos?

Los 266 voluntarios del estudio, de edades comprendidas entre 30 y 60 años, no realizaban ningún tipo de actividad física, no eran fumadores y tampoco tomaban ningún tipo de medicación. Los investigadores asignaron a los sujetos a tres grupos de entrenamiento por espacio de 6 meses y también establecieron un grupo de control sin ninguna actividad:

· Entrenamiento de resistencia (carrera continua),

· Entrenamiento de intervalos de alta intensidad (calentamiento, seguido de cuatro ejercicios de carrera de alta intensidad alternada con marcha más lenta, y luego un enfriamiento final de carrera más lenta),

· Entrenamiento de fuerza (entrenamiento en circuito de ocho máquinas)

· Voluntarios con un estilo de vida sin cambios (el grupo de control).

Los participantes que fueron asignados al azar a las tres formas de ejercicio realizaron tres sesiones de 45 minutos por semana, y un total de 124 completaron el estudio.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar