Deporte y Vida

SPEED SKI

Jan Farrell, el deportista que desafía la velocidad a más de 200 km/h

El Speed Ski es el deporte no motorizado más rápido del mundo. Quedamos con el deportista de origen checo y británico para conocer de cerca sus entrenamientos y cómo prepara la Copa del Mundo.

Cuando éramos niños y estábamos esquiando se terminaba siempre la jornada con una frase, ‘¡a huevo hasta el final!’ Te agachabas, te hacías una bolita (prácticamente estabas en el suelo), y bajabas todo lo que la pendiente daba hasta el final de la pista de esquí. Bien, estábamos haciendo Speed Ski sin saberlo.

Y uno de los que mejor conoce esta modalidad es Jan Farrell, quien ha sido el tercer hombre más rápido del mundo sobre unos esquís de descenso al alcanzar los 210,035 km/h en el Speedmasters de Vars en 2014. Un casco, un traje, unos esquís… ¡y a volar! ¿Te imaginas? Viajamos a Sevilla a conocer de cerca cómo entrena este deportista de élite que, por primera vez en años, ha iniciado la temporada de nieve en España entrenando en la estación de esquí de La Masella este fin de semana gracias a la nieve caída estos días. Lo normal es que estuviera en Austria por sus condiciones.

Farrell entrena en Madrid, en Sevilla, y en cuanto nieva, en la alta montaña. Pero con ayuda, sobre todo de Alejandro Muñoz, preparador físico y especialista en valoración y entrenamiento de fuerza, quien lleva ya meses corrigiendo detalles, trabajando casi menos que antes pero con mejores resultados, al menos en la teoría, ya que hasta que no lleguen los premios en abril (una cita especial para el esquiador de origen checo), no sabremos si ha sido un éxito. De momento, la quinta posición en la Copa del Mundo de Speed Ski es suya; y aún sueña con superar la marca de 231,660 km/h sobre esquís de otras temporadas.

Alejandro y Jan forman un equipo perfecto de entrenamiento.

¿Cómo has cambiado el entrenamiento?

Con respecto a otros años, menos es más. Antes entrenaba más días, más tiempo y con más carga. Pero ahora con las tecnologías que estamos utilizando entreno lo justo y necesario, y con la sabiduría de Alejandro medimos todo y sabemos exactamente lo que debemos hacer en cada momento.

Estamos subiendo de carga en la pretemporada, y de tiempos, pero siempre lo necesario para respetar los descansos, para que la recuperación sea óptima, y mis músculos se puedan adaptar lo mejor posible para estar en la competición de manera perfecta.

¿Qué es lo que más influye en tu éxito?

Muchos factores influyen en mi rendimiento, la preparación física es un pilar importante, otro pilar importante es la técnica, y el material también. Y la psicología, he tenido dos temporadas malas en este sentido que me han afectado.

Alejandro incide, “Farrell es una máquina, tiene una preparación brutal”, y eso que podría decirse que no lo parece, no es un portento físico típico de gimnasio, pero su fuerza se ha trabajado buscando otro fin.

Controlar las piernas es un ejercicio clave en su formación.

¿Cómo se construye al perfecto deportista de Speed Ski?

Estamos en ello, con más fuerza, más equilibrio, pero no puedo ensanchar, pesar más sería bueno, pero no puedo ocupar más espacio. La manera de hacer músculo compacto es halterofilia, cargas altas, pocas repeticiones, y eso te hace más tenso. En una piscina no floto, es exagerado.

¿Y respecto a la dieta?

La llamo dieta anti inflamatoria, uno de los problemas del alto rendimiento es que el músculo necesita muchos nutrientes para recuperarse porque se oxida mucho. Para eso está esta dieta, mucho fruto rojo, chucrut, té verde, un zumo especial de cerezas agrias que son muy poderosas a nivel anti inflamatorio. Sobre todo cuando trabajamos excéntrico es cuando más se destruye el tejido del músculo, y esto está diseñado para favorecer la recuperación. No sé si recupero un 10 ó 20 %, pero es una dieta sana, equilibrada, me puedo tomar una cerveza y no pasa nada. Pero no medio litro todos los días.

El Speed Ski es una disciplina muy nueva en mediciones, estudios, entrenamientos...

El traje especial para hacer Speed Ski

“El traje aprieta mucho y mantiene una activación muscular durante todo el día, da mucho calor. En las pistas el frío es mucho mayor”, nos cuenta. Es tan milimétrico y a medida, que puede llegar a tardar casi una hora en ponerse a la perfección el traje de un material especial, casi un velo sobre la piel, antes de competir. No deben quedar arrugas, todo debe estar perfectamente encajado para restar décimas al cronómetro.

Cómo es la preparación los días previos a la competición

El deportista no puede aumentar su masa muscular, ni ensanchar.

“Queremos probar a hacer un calentamiento de fuerza un par de horas antes de la competición. El descanso es fundamental, ya sean 8 horas seguidas, 7 horas y dos micro siestas; como él vea, pero es fundamental descansar”, nos cuenta de cara a uno de los grandes cambios que tendrá Farrell en la competición que empieza en febrero.

“Intento irme tres o cuatro días antes. A Canadá sí voy hasta seis días antes, pero me suelo adaptar muy bien a los cambios horarios. Las pruebas de Finlandia son seis horas volando, parece casi tan lejos como Nueva York, y al final descuadra.

“Si aquí se come a las 8 pero a mí me toca comer a las 5, come a las 5. No hagas cambios a la hora de comer y dormir si vas a estar poco tiempo, es que si no vuelves al cuerpo loco”, incide el preparador físico. Para Muñoz, “tiene mucho que ver con los ritmos circadianos; en el ser humano hay un pico de actividad sobre las 11, 12 de la mañana, y otro a las 7, 8 de la tarde", hay que aprovecharlo.

“Tomo melatonina, y en los aviones procuro no comer, llevo mi propia comida e intento engañar un poco al cuerpo con el cambio horario. Si hay nueve horas de diferencia horaria, yo me preparo como si fueran seis”, cuenta Farrell.

Tecnología al servicio del deportista

La Copa del Mundo de Speed Ski empieza en febrero.

Farrell fue quien nos enseñó la máquina que Cristiano Ronaldo tiene en casa, y que el Real Madrid compró hace poco para acelerar las lesiones de los deportistas y cuidar hasta el detalle los músculos. Pero hay mucho más.

Entrenamientos monitorizados a distancia, da igual que esté en Madrid, en Austria, de viaje gastronómico por Italia… Farrell se conecta a la aplicación, y sus preparados físicos saben en cada momento cómo están funcionando sus músculos, en qué está fallando, cómo son los saltos y esos centímetros que necesita para que la postura sea tan perfecta que desafíe al viento.

Tecnología, y material, ya que puede llegar a estrenar hasta 10 pares de esquí por temporada, para conseguir que sean más y más rápidos. Unos esquíes más largos de lo normal, de 2.40 metros, para que las bajadas sean casi un suspiro.

Intentamos entrenar como Jan Farrell

La postura del Speed Ski no admite fallos, las décimas juegan un papel clave.

Es imposible. Subirse a un balón grande de pilates o al bosu en la postura de Speed Ski y no caerse es imposible. Y él lo consigue. Colocarse el casco e intentar ver, parece una broma. Se ve algo en el horizonte, lo suficiente para no ver la velocidad a más de 200 km/h a la que desciende las pistas. Dice que no se oye nada dentro, ni el viento, ni el temblor del hielo sobre la pistas, sólo silencio…

0 Comentarios

Normas Mostrar