Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Un alto consumo de televisión puede provocar depresión en mujeres mayores de 60 años

sedentarismo, psicología, mujeres, televisión, depresión

as.com

Hasta la fecha solo se había asociado el sedentarismo con una peor salud mental en adultos jóvenes, pero su incidencia es también patente en personas mayores, aunque no en hombres.

Los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y que ha sido publicado en la revista 'Depress Anxiety', confirman que las mujeres mayores de 60 años que pasan más tiempo viendo la televisión tienen mayor riesgo de desarrollar síntomas depresivos y distrés psicológico.

Hasta la fecha solo se había asociado el sedentarismo con una peor salud mental en adultos jóvenes, pero su incidencia es también patente en personas mayores, aunque no en hombres. “Desconocemos qué factores puedan explicar el por qué estos resultados no se observaron en hombres”, afirman intrigados los autores.

De igual forma, también es la primera vez que se investiga si las conductas sedentarias que requieren un mayor esfuerzo intelectual, como leer o hacer algún tipo de actividad con el ordenador, y las conductas sedentarias pasivas, en este caso ver la televisión, se asocian de manera diferente con la salud mental.

Muestra significativa

Para ello, el equipo de investigadores realizaron un estudio con 2.614 personas mayores de 60 años participantes en la cohorte ENRICA-Seniors que se inició en 2012 y en el que se les cuestionaba sobre sus hábitos sedentarios y de actividad física. El seguimiento se realizó hasta 2015, tiempo suficiente para concluir si las personas sujetas a estudio desarrollaban depresión o distrés psicológico.

Tras analizar los datos se determinó que las mujeres que más tiempo pasaban viendo la televisión desarrollaban más síntomas de depresión y distrés, aunque en menor medida que realizaban actividades con mayor esfuerzo intelectual. De igual forma, los resultados confirman que la actividad física, en concreto caminar, practicar algún deporte o hacer bricolaje, puede contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo sobre la salud mental y, por añadidura, disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y obesidad.

Depresión y distrés psicológico

La depresión es el trastorno mental más frecuente en ancianos y la principal causa de discapacidad en el mundo. Alrededor del 10% de las personas mayores de 60 años padece depresión lo que constituye un importante problema de salud al empeorar mucho la calidad de vida y elevae el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Por su parte, el distrés psicológico es un estado de angustia o sufrimiento que conduce a una pérdida progresiva de energía, agotamiento emocional y pérdida de interés en las cuestiones relacionadas con la vida cotidiana. Al igual que ocurre con la depresión, este estado se asocia con un mayor riesgo de enfermedades crónicas y muerte.

0 Comentarios

Normas Mostrar