Deporte y Vida

POLÉMICA

Un ataque a Daniel Craig por ejercer de padre incendia las redes y moviliza a famosos

daniel craig, james Bond, padres, hijos, psicología

twitter

El actor, que ha sido recientemente padre de una niña, se ha visto envuelto en una vorágine de comentarios en su defensa por ejercer de padre y llevar a su pequeña en un potabebés.

El causante de todo el revuelo creado ha sido Piers Morgan, periodista y presentador de 'Good Morning Britain', al que no se le ocurrió nada mejor que hacer un comentario jocoso al compartir una imagen de Daniel Craig llevando a su pequeña recién nacida en un portabebés. Para Morgan, la imagen no casaba con su concepto de la masculinidad que debe proyectar un padre. Más, si tenemos en cuenta que ese padre es quien encarna a James Bond.

Un grave error que las redes sociales le hicieron pagar con un aluvión de comentarios defendiendo, como no podía ser de otra forma, el derecho de Daniel Craig y de cualquier padre a ejercer su partenidad de la manera que estime oportuno sin verse sometido al escrutinio público por lo que ya debería ser un debate trasnochado. La masculinidad no está reñida con mostrarse afectivo, orgulloso, comprensivo, preocupado o responsable en lo que concierne a los hijos. Lo que es verdaderamente reprochable es que en pleno siglo XXI determinados comentarios se lancen con semejante ligereza.

En plena lucha por la conciliación de la vida laboral y familiar, y por equiparar los derechos de los hombres y mujeres, sobran las aportaciones, con mejor o peor intención de determinados personajes con un altavoz. En pleno debate sobre la necesidad de que la figura paterna se implique más en el cuidado de los hijos y asuma el rol que le corresponde, ese tipo de comentarios bien merecen una reprobación pública.

Como le ha sucedido a Piers Morgan, que ha sufrido la incomprensión e ira de cientos de padres indignados, entre los que se encontraban celebridades como Chris Evans o Tom Ellis, que no entienden lo rancio de su comentario sobre Daniel Craig. Aunque parece que sigue en sus trece y en su huida hacia adelante puesto que ha decidido continuar con la 'broma'. Afortunadamente, de este tipo de personajes cada vez van quedando menos.

Benficios de la relación paternofilial

Y por si alguno duda todavía de la necesidad de que hombres y mujeres afrontemos por igual la responsabilidad de ser padres, compartimos algunos beneficios que afectan a unos y a otros en lo referente a la vida laboral y familiar. Y, por supuesto, a los hijos, a la postre los principales protagonistas.

En el ámbito laboral

• Mejora ostensible de la calidad de vida.

• Fomento de la corresponsabilidad en la atención y cuidado de la familia.

• Mejor desempeño en el desarrollo de las obligaciones familiares.

• Fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.

Mejora de los niveles de estrés y de la salud en general.

• Mayor bienestar personal y satisfacción profesional.

• Aumento de la motivación.

• Mayores posibilidades de desarrollo personal y profesional.

Beneficios para los niños (vía Mundo Bebé)

• La interacción de los padres con los bebés reduce las posibilidades de experimentar retraso cognitivo.

• Cuando los padres se involucran a los niños les va mejor en las pruebas cognitivas y en la capacidad de lenguaje.

• Los padres que participan que se involucran en el proceso educativo de sus hijos fomentan las posibilidades de que tengan mayor éxito académico.

Disminuye los problemas de comportamiento de los niños y les brinda una mejor salud mental.

• Los padres que están involucrados en las vidas de sus hijos les protegen contra factores de riesgo que suponen un daño para los niños (por ejemplo, comportamientos problemáticos, depresión materna y dificultades económicas de la familia).

• La participación de los padres se asocia con promover habilidades sociales y de lenguaje.

• La participación de los padres se relaciona con menores tasas de problemas de comportamiento infantil, incluyendo la hiperactividad, la violencia adolescente, la delincuencia y otros problemas con la ley.

• La participación de los padres fomenta en sus hijos aspectos fundamentales como la empatía, la autoestima, el autocontrol, el bienestar psicológico o la competencia social.

• Los niños que crecen en hogares con padres involucrados son más propensos a tener un papel activo y positivo en el aumento de sus propias familias.

0 Comentarios

Normas Mostrar