Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Cómo (y por qué ) ser vegano: 5 consejos y una deliciosa receta para iniciarse

veganismo, vegano, dieta, nutrición, salud, receta

as.com

Es necesario conocer los motivos reales de tu decisión e informarte sobre los aportes nutricionales que necesitas para que ser vegano no suponga una elección peligrosa.

Cada vez hay más gente que opta por dar el paso de abrazar el veganismo. A pesar de que para muchos pueda ser algo coyuntural y de nuevo cuño, sus raíces se remontan a la antigua Grecia mientras que la génesis del movimiento moderno se asocia a la creación en 1844 de la Vegan Society en Leicester (Inglaterra) por Donald Watson por lo que, en la actualidad, no estamos presenciando una moda pasajera sino el auge de un tipo de alimentación enmarcada en una filosofía muy concreta.

Porque el veganismo no es una dieta. Es un estilo de vida que tiene muchas implicaciones más allá de la alimentación y cuyo principio básico es el respeto a los animales. Es decir, los veganos no comen productos de procedencia animal o derivados, no visten ningún material o prenda que tenga origen animal, reniegan de cualquier forma de divertimento o espectáculo que los incluya y abogan por no experimentar con ellos.

5 consejos básicos

Así pues, si quieres ser vegano (de verdad), debes tener en cuenta todos estos aspectos y, en lo que se refiere a la alimentación, que puede ser una decisión independiente alejada de principios morales, basta con que sigas una serie de recomendaciones:

1. Infórmate sobre los aportes nutricionales de cada alimento que vas a eliminar de tu dieta.

2. El mayor riesgo a la hora de iniciar una alimentación vegana es no incorporar los nutrientes necesarios que te aportaban los alimentos de los que ahora prescindes. Obra en consecuencia.

3. Una alimentación vegetariana bien planificada y estructurada no presenta carencia de ningún nutriente. Si tienes alguna duda, acude a tu nutricionista de confianza para buscar asesoramiento y una planificación adecuada de la dieta para que el cambio sea adecuado y saludable.

4. Frutas, verduras, legumbres, frutos secos o productos integrales, entre otros, deben formar parte de la alimentación básica de un vegano.

5. Es necesario satisfacer las cantidades necesarias de hierro, vitamina B-12, vitamina C, vitamina D, yodo y omega 3. También se ha de evitar el consumo de azúcares refinados y harinas blancas, así como el de alimentos elaborados de forma industrial.

Ahora que ya sabes los principios básicos de la alimentación vegana y qué aspectos debes tener en cuenta, es hora de que experimentes. Actualmente existe mucha bibliografía que explica los principios morales y filosóficos del veganismo, y recetarios que contienen propuestas que sorprenderán a más de uno. Para que te hagas una idea, el primer libro de cocina vegana del que se tiene noticia es ‘No animal food: two essays and 100 recipes’ escrito en 1910 por el londinense Rupert H. Wheldon. Nosotros optamos por compartir una receta, vía Centro Sanis Natura, apta para todos los gustos:

Lasaña de boloñesa vegana (para 2-3 personas)

- Laminas para lasaña (15 placas, 200 g. aproximadamente).

- Relleno Boloñesa:

· 2 tazas de soja texturizada fina (también puede ser gruesa picada)

· Aceite.

· Vino blanco.

· 1 cebolla.

· 2 ramas de apio sin hojas.

· 1 zanahoria rallada.

· 600 gramos de tomate triturado natural.

- Bechamel:

· 55 gramos de harina (podemos añadir un poco más si la queremos más espesa).

· 25 gr Aceite.

· 400 gr Leche de soja.

· Sal y pimienta al gusto.

Preparación de la salsa boloñesa

· Picar la cebolla y el apio muy fino, rallar la zanahoria y sofreír todo junto. Una vez sofrita la mezcla, añadimos un chorrito de vino blanco e incorporamos la soja texturizada en crudo. Removemos todo unos minutos hasta que se dore un poco y se mezcle bien con la verdura.

· Después añadimos el tomate triturado natural y cocinamos durante media hora aproximadamente.

· Si la soja ha quedado un poco dura (depende de si usamos fina o gruesa), podemos seguir cocinando más añadiendo un poco de caldo de verduras a la mezcla.

Preparación de la bechamel

· Calentar aceite. Una vez caliente, añadir harina, remover rápidamente para evitar que aparezcan grumos e incorporar la leche junto con los ingredientes que faltan. Remover bien todo.

Montar la lasaña

· Cocinar las placas de pasta para la lasaña y montarla siguiendo la siguiente secuencia: primero placa de pasta, después incorporar salsa boloñesa y en último lugar la bechamel (repitiendo este proceso hasta llenar la fuente)

Cocinar al horno

· Una vez puesta la última placa de pasta, espolvoreamos queso vegano y e introducimos la lasaña al horno, que habremos calentado a 180 grados previamente, hasta que queamos que se empieza a dorar y tostar.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar