Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Una alimentación saludable comienza por la cesta de la compra

cesta de la compra, etiquetado, salud, nutrición

as.com

Aproximadamente un 60% de los productos que compramos habitualmente es procesado o envasado, lo que redunda en una dieta poco saludable y perjudicial en muchos casos.

Según advierte el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana (CODiNuCoVa), el 60 por ciento de los alimentos que integran la cesta de la compra es procesado o envasado, lo que provoca en muchas ocasiones déficits nutricionales. Además, se da la circunstancia de que, por lo general, muchos de esos productos envasados superan los límites recomendados de azúcar, sodio, grasas refinadas o calorías.

"Podemos decir que la mayoría de los productos con etiqueta tienen azúcares añadidos. Los productos procesados nos aportan tres cuartos del sodio total de la dieta y un tercio de las grasas proviene de la comida rápida. Al final, el mejor consejo es que en la cesta de la compra prioricen los alimentos frescos", afirma Luis Cabañas, dietista-nutricionista.

Y es que, los hábitos alimenticios de los españoles, especialmente en lo que se refiere a los jóvenes, distan mucho de ser los adecuados para considerarlos saludables a pesar de contar con las excelencias de la dieta mediterránea. La elevada ingesta de alimentos ultraprocesados, dulces y bollería entre los más jóvenes y el exceso de productos congelados y la comida rápida en esta franja de edad son algunos de los motivos que explican este hecho. Como también la carencia de verduras, hortalizas y legumbresen la dieta frente al exceso de pasta, arroz, pan y cereales.

Etiquetado más comprensible

De igual forma, el colectivo de dietistas y nutricionistas valenciano aboga por un etiquetado de los productos que sea útil, con información fácilmente asimilable por el consumidor, y se especifique claramente los alimentos que son ‘altos en’ con un distintivo que figure en el embalaje o precinto.

Y es que, en España, como afirman desde el CODiNuCoVa, se utiliza un sistema de etiquetado “poco útil, puesto que solo indica de manera resumida y en porcentaje qué cantidad de energía (kilocalorías), grasas, hidratos de carbono (de los cuáles azúcares), proteínas y sal aporta una ración de producto, así como el listado de ingredientes que lo componen por orden de mayor a menor presencia de estos. La etiqueta convencional, la única que es obligatoria, requiere un alto nivel de conocimientos de nutrición para poder interpretarla y no facilita la compra de alimentos saludables”.

"Los consumidores tienen derecho a recibir una información exacta, estandarizada y comprensible sobre el contenido de los productos alimenticios. La implementación de un etiquetado frontal comprensible ayudaría a la elección de los alimentos y por tanto en una cesta de la compra más saludable", añade Paula Crespo, presidenta del CODiNuCoVa.

0 Comentarios

Normas Mostrar